miércoles, mayo 29, 2024
7.1 C
Asunción

Bebida y emociones

Para beber un trago de alcohol no se trata solo de estar en una fiesta, reunión social o evento que justifique la existencia de ese brebaje que puede servir para destornillar la tensión y hacer que la conversación sea fluida y no existan bloqueos ante cualquier duda del grupo. Puede servir también  para construir una buena relación o destruir a los miembros del conjunto con el excesivo consumo de bebidas alcohólicas.

Entre las publicaciones que me han llamado la atención en la red encontré una que se titula “Por qué es mejor no beber si tienes problemas emocionales”. La misma prosigue diciendo que; Es habitual calmar el malestar con consumo de alcohol, pero puede ser la puerta de entrada a un abuso con consecuencias enormemente negativas.

El alcohol es ansiolítico y activa el circuito de la recompensa, que es un sistema de conexiones neuronales en el cerebro que está relacionado con la motivación, el placer, el aprendizaje y el comportamiento adictivo. Y al tenerlo activado nos sentimos en paz y con placer mental.

Bebiendo, compartes códigos de conducta socialmente aceptados y siempre tienes la complicidad de ese colega que te anima: “¡Pero tómate otra, hombre!, no es algo raro que experimentemos inestabilidades emocionales por diferencias con nuestras parejas, discusiones con la familia, amigos o personas que estén ligadas a nosotros afectivamente, que existan, estas inconsistencias influyen en nuestros rendimientos laborales, académicos o comportamientos sociales exhibidos.

Cuidado con los excesos

Es importante tener en cuenta el estado de ánimo que presentemos cuando tengamos la oportunidad de beber algo para evitar que la angustia o depresión nos lleven a excedernos y dañar nuestros organismos y posteriormente los entornos sociales por haber vuelto ebrios a nuestras casas o espacios en los que nos toque relacionarnos con las personas que nos hayan producido ese desequilibrio emocional. La adicción  puede ser tratada no solo con alcohol, comida o drogas químicas o ilegales.

Se recomienda hacer frente a estas inestabilidades lo sgte;

  • Cuidar la alimentación y horas de sueño
  • Realizar ejercicio físico
  • Tomarse un respiro y dedicar tiempo para ti.
  • Rodéate de un entorno positivo
  • Analizarse, pensar y expresarse 

Tomar en exceso siempre sera malo y lo colocan como advertencias en varias botellas pero siempre la conciencia sera mas importante y trascendente a la hora de evaluar el daño que pueden generar el consumo de alcohol sin límites.

Más del autor