sábado, junio 15, 2024
27.3 C
Asunción

Asunción

El título lleva el nombre de la ciudad capital paraguaya más a su vez indica el inicio de un nuevo momento y gobierno nacional. Hoy asumió el nuevo presidente paraguayo Santiago Peña en la ciudad de Asunción para ascender el tricolor en los 5 años de su gobierno, su nombre, el de su partido y sobre todo el del Paraguay. 

Desde hoy hasta el año 2028 el señor Peña Palacios tendrá cómo trabajo nada más y nada menos administrar el país ser la persona que ejecute las acciones y programas para y por el poblador paraguayo para evitar que este continúe migrando de su casa y problemas que afectan. Varios de ellos los afectan como la  seguridad, salud y educación. Según él mismo serán los ejes de su tiempo cómo presidente de nuestro país.

Muchos creen que cada discurso político está tradicionalmente cargado de promesas que a su vez  no tienen la seguridad de ser cumplidas y no representa la certeza de nada, y que no solo debe depender de un gobierno sino sobre todo del ciudadano que debe apoyar y acompañar los trabajos gubernamentales. N solo sufragando o asistiendo a la asunción presidencial sino controlando el trabajo de las personas que presiden las instituciones que hacen el país y lo que hayan prometido informado hacer en un lugar y momento específico. 

Grandes retos

Misión nada difícil de hacer con la cantidad de herramientas de comunicación en el país que albergan plataformas y redes que deben ser bien usadas cómo un ciberespacio o malla social o hacer las cosas a la “vieja escuela” del cara a cara en encuentros reales donde podamos vernos, hablarnos y escucharnos para lograr informarnos para luego comprometernos a trabajar en equipos sociales cívicos que gobiernen cómo debe ser un país con una democracia de más de 3 décadas. El presidente del congreso “Trato apu a” Ovelar habló de infocracia hablando sobre el poder de las redes en el discurso político. 

La democracia no ha sido bien administrada sino es abusada por la mediocridad y la débil presencia del ciudadano, que debe destacarse no solo en manifestaciones, protestas o lo que signifiquen conflictos y problemas que afecten su salud y medios ambientes. Esta cosas  deben ser atendidas y cuidadas para que también acompañe y albergue bien a este nuevo gobierno cómo al paraguayo que debe despertarse y sobre todo actuar a favor de su casa sin abandonarla, aumentando el riesgo de desatención al gobierno que puede hacer bien las cosas o no, dependiendo no solo del grupo de personas que lo forman sino sobre todo del demos que en griego significa pueblo que en vez de acompañar el viaje que tiene Peña de gobernar cómo indicó en su discurso nuestro país.

Todo esto  no es o será todo producto del Estado, gobierno o lo que no se encuentre ligado a la imagen o figura del ciudadano que debemos conocer, entender y trabajar con lo que sea que un gobierno plantee cómo solución a dilemas que tengamos en nuestra vida. Un nuevo reto que se inicia y hay muchas dudas sobre la real autonomía de nuestro presidente.

Más del autor