domingo, julio 21, 2024
21.6 C
Asunción
InicioActualidadAsunción convertida en crackolandia

Asunción convertida en crackolandia

Categoría

Fecha

La situación de inseguridad se vuelve cada vez más insostenible en la capital del país, hoy minada de adictos al crack, también conocido como “chespi”, en las calles.

Los usuarios dejan en zozobra a la ciudadanía y van matando zonas como el microcentro que más bien se parece cada día más a la famosa serie de zombies, walking dead. Los negocios se fueron vaciando en los últimos años y la gente evita a lo sumo esta zona, especialmente por las noches.

Según la Fiscalía, se registraron casi 40 mil sucesos de robos y hurtos en los primeros 5 meses del año, es decir, un promedio de 10 asaltos por hora. Los robado luego va a zonas como Chacarita, Bañado Sur y Añeretaí (mercado 4) donde se reduce o bien se cambia por la mencionada droga; a pesar de que maneja éstos datos, no se llevan adelante acciones fuertes desde los estamentos del Estado.

Una forma de detectar a consumidores de “chespi” es que siempre están desaliñados, sucios, con un deterioro físico notable, con anemia. También se debe prestar atención a los terribles efectos sobre los pulmones, suelen presentar bronquitis crónica de crack, alergias hemorrágicas, es decir, escupen sangre por que los pulmones de dañan mucho.

De acuerdo al propio ministro del Interior, Enrique Riera, el 80% de robos y hurtos son ocasionados por los dependientes de esta droga quienes asaltan, y se llevan de todo: celulares, billeteras y hasta cables, focos y fluorecentes. 

La droga ya está instalada hace muchos años y poco y nada se ha hecho en materia de prevención y combate al flagelo; ahora el gobierno de Santiago Peña lanzó el programa denominado Sumar.

Este Programa encarado por los ministerios de Salud, Interior y Educación, está enfocado en la rehabilitación y reinserción de personas afectadas por adicciones. El presidente Santiago Peña encabezó el lanzamiento, resaltando la importancia de esta iniciativa gubernamental para el bienestar social ya hace 6 meses, pero no se ven avances, sino todo lo contrario en las calles. 

PERFIL

Anteriormente el consumo se daba más en menores en situaciones familiares difíciles o sin vínculos familiares, hogares con padres ausentes que dejan a los menores a cargo de otros familiares, adultos mayores, vecinos e incluso amigos, familias que consumen algún tipo de drogas o que se dedican al microtráfico.

Esto hace que adolescentes e incluso niños con estos vínculos familiares estén muy solos o tengan tiempo libre en lugares sin control y sin conocer ningún tipo de hábito saludable.

Los pacientes sin vínculo familiar comentan, en su mayoría, que consumen crack para no pasar hambre. Esta aseveración es muy constante, según el ministerio de Salud. 

El crack tiene un efecto inmediato en el organismo, y las sensaciones duran de entre ocho a diez minutos. Por eso se consumen grandes cantidades en el día, es más, algunos usuarios que pasan entre 36 y hasta 48 horas ininterrumpidas de consumo, no ingieren ningún tipo de alimentos, siquiera agua, por eso existen menores que están con desnutrición y deshidratación severa. 

Quienes consumen esta droga comúnmente juntan una cantidad suficiente de crack para consumir por mucho tiempo, luego llevan un periodo de sueño de 24 horas o más; es ahí donde se acentúa el deterioro físico porque son varios días sin consumir alimentos o agua.

 

Equipo Periodistico
Equipo Periodistico
Equipo de Periodistas del Diario El Independiente. Expertos en Historias urbanas. Yeruti Salcedo, John Walter Ferrari, Víctor Ortiz.
Artículo anterior
Artículo siguiente