miércoles, mayo 29, 2024
7.1 C
Asunción

Acuerdos sobre energía

La producción y uso de energía en el mundo fue, es y será algo tan natural y orgánico  cómo el ver, escuchar y oler. Hablamos de energía que puede venir de la electricidad, el viento, sol e hidrocarburos.

Ahora es noticia que Nigeria y Alemania acuerdan sobre gas y energías renovables. Son aquellas fuentes energéticas basadas en la utilización del sol, el viento, el agua o la biomasa vegetal o animal -entre otras.

Nigeria se dispone a proporcionar a Alemania el dos por ciento de su gas natural licuado en virtud de un nuevo acuerdo energético histórico firmado el martes. A cambio, Berlín impulsará la inversión en tecnologías renovables en Nigeria. Así llegaron a un acuerdo para que el mayor productor de petróleo de África suministre más gas a Alemania , mientras que Berlín también invertirá 500 millones de dólares en proyectos de energía renovable, dijo el martes el presidente nigeriano Bola Ahmed Tinubu.

De esta manera ya se toman importantes iniciativas entre naciones que ven cómo algo importante el cuidado que todos en el mundo debemos tener de nuestro planeta que tiene chances de estar bien y controlar los cambios climáticos y sus efectos en la vida que tenemos en el globo si todas las naciones que la integran se integran y plantean soluciones cómo Nigeria y Alemania. Países en diferentes continentes pero con la misma y positiva forma de ver y hacer las cosas para un mejor mundo hoy y mañana.

Se espera que las primeras entregas, que representarán el 2% de las importaciones totales de GNL (gas natural licuado) para Alemania, salgan de Nigeria en 2026.

La crisis de Ucrania en el trasfondo

A cambio, se firmó un segundo memorando de entendimiento en el que Alemania comprometió otros 500 millones de dólares de inversión en proyectos de tecnología y energía renovable en Nigeria, con el objetivo especial de incorporar a más personas a la economía formal.

Los nigerianos han vivido por mucho tiempo en una situación de colapso económico. La corrupción es generalizada, hay falta de electricidad en todo el país, la educación y la salud se encuentran en condición deplorable y la lucha armada por el control de los recursos petroleros sigue siendo intensa. Lo que plantea una difícil vida en este país africano que está situado en África Occidental, en la costa del Golfo de Guinea, limitando al sur con el Océano Atlántico, al oeste con Benín, al norte con Níger y Chad, y al este con Camerún.

Esperemos que estas alianzas cómo las emprendidas entre Alemania y Nigeria sirvan para los que integren la unión por un mundo más limpio, ordenado y cómodo para los que lo habitamos. Y que  a su vez sea emulado por otros países que aunque no estén en el mismo continente si están en el mismo mundo que tiene muchos y suficientes recursos para alimentar, educar y dar vivienda a su población que debe aprender y entender el feroz valor que tiene el saber integrarse y trabajar juntos por y para la vida del ser humano.

 Debemos recordar que hemos llegado hasta donde estamos no por tener más que otros sino por saber trabajar juntos.

Más del autor