martes, mayo 28, 2024
15.5 C
Asunción

¡A la basura!

Muchas veces nos preguntamos que debe ir y que no a la basura, aquel desagradable lugar donde van los desechos de la cocina el sanitario o lo acumulado al limpiar un lugar en nuestros hogares. Uno de los lugares donde más basura se genera por el habitual ingreso, uso y salida de cualquier tipo de productos que hacemos uso para ordenar, limpiar y lucir bien cómo los productos para el cuidado de la piel. Los humectantes, sueros, protectores solares y otros artículos se degradan con el tiempo. 

Y una vez alcanzado ese momento, nos preguntamos si aunque ya hayan vencido o estén degradados es conveniente tirarlos a la basura donde no caduca su impacto en el medioambiente y muchas vidas humanas y animales en nuestros entornos sino siguen “con vida” haciendo de las suyas fluyendo o contaminando nuestros barrios o donde terminen desechadas las basuras

Si los productos para el cuidado de la piel son tan antiguos que ya olvidaste cuándo los compraste, debes evitar usarlos aconseja Bruce Brod, dermatólogo del Sistema de Salud de la Universidad de Pensilvania. Y lo recomendable es desecharlos en espacios,momentos y lugares seguros lejos del riesgo de impactar vidas y al medioambiente. A su vez es recomendable no apelar a quemar nuestras basuras, algo habitual, peligroso y molesto en nuestra sociedad. Y que tiene serias consecuencias que pueden ser el cáncer de pulmón, asma, infertilidad, daño en el sistema nervioso, menos años de vida, entre otras complicaciones.

Tomar los recaudos

Una vez abiertos, los productos para el cuidado de la piel se degradan y se llenan de microorganismos, dependiendo de cómo se utilicen o almacenen, lo que incide en su degradación rápida y temprana dando aspectos que piden ser desechados. 

Lo que a algunos lleva a desprenderse de estos productos a necesitar del muy usado basurero para mantener limpios y ordenados los lugares habituales de tránsito que tenga en común con la familia, compañeros de trabajo, estudio o el lugar, momento y actividad que realice con otras personas.

Es importante saber que algunos cosméticos cómo los productos para el cuidado de la piel contienen;

  • Triclosán.
  • Formaldehídos.
  • Parabenos
  • Compuestos de polietilenglicol
  • P-fenilendiamina
  • Dietanolamina.

Los habituales componentes químicos para la piel son;  el 94% colágeno, 1% elastina, 1-2% queratina y el resto  proteínas no fibrosas.

Debemos entender que la cosmética convencional, además de contener ingredientes tóxicos para el organismo, contienen sustancias que acaban contaminando las aguas del mar, ríos, lagos, dañando los entornos naturales bien por su toxicidad o bien por sus procesos de producción, perjudicando consecuentemente a los seres vivos que allí habitan. No nos damos cuenta y a veces “sin querer queriendo” lo desechamos y no termina cuidando nada en particular sino destruyendo el espacio y la población que entre en contacto con nuestros desechos. 

Más del autor