martes, enero 31, 2023
24.7 C
Asunción

Suicidios: un grito en la obscuridad

Estamos ante un serio problema como sociedad. Más de 500 personas anualmente se sacan la vida. El suicidio debe ser parte de un análisis de salud pública pero no tenemos ni especialistas ni centros  en la cantidad requerida para atender los casos que llevan a que muchos de los nuestros se saquen la vida.

Debe tenerse en cuenta que cuando se da la muerte para cualquier ser vivo en el mundo todo se acabó para el que falleció y para los que quedamos con vida nos inunda de angustia y culpa porque no hicimos lo suficiente para evitarlo. 

Los casos de suicidios son más frecuentes en estos periodos de fiestas de fin de año, en los feriados largos donde la soledad  del que se saca la vida es mayor junto con su depresión. En una publicación hecha por la candidata a la vicepresidencia Soledad Nuñez que dice en un posteo en twitter que; “Paraguay necesita contar con Políticas Públicas de Salud Mental descentralizadas y efectivas, además de una Estrategia Nacional de Prevención del Suicidio con recursos disponibles para tomar de una vez por todas este tema en serio.”Es claramente una posición política que tiene que compadecerse con una acción concreta. Ellos están para hacer las cosas no para reclamarlas”. 

Este tiempo no debe ser una excusa solo para alimentarse y beber en exceso o hacer ruido con petardos, detonaciones o “fuegos artificiales” que queman y destruyen  sino para estar cerca de las personas con depresión que nos envían mensajes sobre sus padecimientos pero no tenemos tiempo para procesar sus angustias porque estamos distraídos en otras cosas. 

Más que terapias, consultas psiquiátricas o psicológicas, deben existir razones bien plantadas en nuestra mente para el deseo de continuar con vida pero para eso hace falta cercanía, conversación y empatía. Asi lamentablemente no vivimos en estos tiempos. 

Tomar medidas sanitarias

No se puede explicar la muerte, solo entenderla, saber digerirla, y entender que una vez ocurrida, solo queda continuar una de las carreras humanas más difíciles que es la vida. El dolor de los seres queridos es enorme en los casos de suicidios porque tienen la sensación de que no hicieron lo suficiente para evitar el desenlace. 

La vida es siempre frágil y  que para algunas personas dejan de tener sentido y optan por consumir drogas que silenciosamente van destruyendo su salud, estética y vida o buscan sacarse la vida por algún método violento. 

Uno de los viajes que es y se hace importante al ser cuidada y homenajeada diariamente desechando malos hábitos que destruyen y pueden terminar con nuestra vida si no tienen un cambio de prácticas sanas que sirvan  para construir y no terminen destruyendonos.

Existe siempre un motivo por el cual aquí nos encontramos y no puede ser que hayamos llegado y existimos porque el oxígeno sea gratuito o por haber tenido la fortuna y bendición del cuidado de la familia, que a su vez debe ser uno de los grupos humanos que también inspire a continuar existiendo. Los casos de suicidios suben número, casi dos por día y debe ser un llamado de atención para todos.

Debemos cómo seres humanos hacer más en la vida y  pensar menos en la muerte que a su vez no debe causar miedo, horror u otro sentimiento incómodo sino entenderla cómo un viaje natural y orgánico pero sin dejar margen para pensar y menos cometer suicidio.  

Más del autor