viernes, febrero 23, 2024
26.8 C
Asunción
InicioActualidadSeñalan irregularidades y falta de transparencia en el proceso de Becas

Señalan irregularidades y falta de transparencia en el proceso de Becas

Categoría

Fecha

El proceso de selección de becas promovido por la Gobernación Central ha generado un profundo malestar entre los 1.900 postulantes que aspiraban a obtener el tan ansiado beneficio educativo. A lo largo de las etapas de evaluación, una serie de irregularidades y falta de transparencia han socavado la confianza de los participantes y han desencadenado una creciente indignación.

La polémica comenzó semanas antes del primer examen, cuando la Gobernación emitió un comunicado inesperado que prohibía el uso de calculadoras durante la prueba. Esta decisión tomó por sorpresa a muchos postulantes que se habían preparado intensivamente con cursillos y estudios particulares, dejando sus esfuerzos en un estado de incertidumbre y descontento.

El día del examen, el caos se apoderó de las aulas. Las indicaciones para el inicio del examen sufrieron retrasos significativos, generando confusión y ansiedad entre los participantes. Una vez iniciada la prueba, los postulantes se encontraron con respuestas inconsistentes por parte de los profesores encargados, lo que complicó aún más la evaluación.

Una de las decisiones más sorprendentes fue revelada durante la realización del examen: un aumento del 100% en el número de preguntas, pasando de 20 a 40, sin previo aviso. Este cambio repentino no solo afectó la preparación de los postulantes, sino que también puso en duda la equidad y la transparencia del proceso de selección.

Gabriela Peña, una de las aspirantes a la beca, expresó su indignación, en nombre de los afectados, ante el proceso caótico que han experimentado. «Nuestra queja general se centra en la incertidumbre y el disgusto que genera toda esta falta de organización y compromiso de la gobernación para con los postulantes. Cambios repentinos, anuncios importantes que no se realizan con el debido tiempo de anticipación, entre otras irregularidades, son motivos legítimos de nuestros reclamos».

La falta de comunicación clara y oportuna por parte de la Gobernación Central ha contribuido a la creación de un ambiente de desconfianza y descontento entre los postulantes. Además, la ausencia de explicaciones coherentes sobre las decisiones tomadas durante el proceso de becas ha dejado a los participantes en la oscuridad, sin comprender completamente las razones detrás de las irregularidades.

Las declaraciones de Peña destacan las dificultades de los alumnos y desafíos que enfrentaron los 1.900 postulantes a lo largo de esta convocatoria. «Primeramente, en las bases y condiciones del examen no teníamos mucha información. Nos dieron el temario y las fechas de los exámenes, nada más. En ningún momento nos especificaron algunas informaciones claves del examen, como su estructura, duración, o ponderación de puntos para que podamos prepararnos adecuadamente», explicó Gabriela Peña, refiriéndose a la falta de claridad en las instrucciones proporcionadas por la Gobernación.

ANTES ERA EL 60%
La aspirante a la beca reveló que, basándose en el historial de exámenes de años anteriores, esperaban un mínimo del 60% para aprobar, y que las pruebas de matemáticas podrían realizarse con calculadora. Sin embargo, a cinco días del examen de matemáticas, se anunció sorpresivamente que no se permitiría el uso de calculadoras, lo que generó dificultades adicionales para aquellos que se habían preparado en base a esa premisa.

«La metodología de estudio para un examen de matemáticas estándar y básico es totalmente diferente a cómo cuando rendirás de una manera más manual (sin calculadora), y una información así de importante NO SE PUEDE COMUNICAR 5 días antes», expresó Peña, subrayando la falta de previsión y comunicación efectiva por parte de la Gobernación.

La entrevistada también destacó que el nuevo porcentaje mínimo del 80% fue anunciado al día siguiente del primer examen, lo que generó confusión entre los postulantes que ya habían realizado la prueba bajo las condiciones iniciales. La desorganización se hizo aún más evidente cuando se reveló que en muchas sedes se ingresó a rendir con una hora de retraso, afectando el desarrollo del examen y generando un ambiente de descontento.

PIDEN REVISIÓN
Otra preocupación planteada por Gabriela Peña fue la falta de transparencia en cuanto al número real de cupos disponibles para la beca. «Tampoco existe una aclaración sobre cuántos cupos en realidad hay para esta beca, y de esos cupos cuántos postulantes han alcanzado el mínimo necesario que están solicitando, para saber realmente qué porcentaje de cupos se alcanzó con estos exámenes», señaló.

Finalmente, Peña compartió la inquietud compartida por muchos postulantes sobre la posibilidad de realizar una revisión de los exámenes, dado que existen discrepancias en la matriz de respuestas. Hasta la fecha de la entrevista, la Gobernación Central no ha proporcionado información sobre si se permitirá o no este proceso de revisión.

Equipo Periodistico
Equipo Periodistico
Equipo de Periodistas del Diario El Independiente. Expertos en Historias urbanas. Yeruti Salcedo, John Walter Ferrari, Víctor Ortiz.