martes, julio 23, 2024
22.6 C
Asunción
InicioSin categoríaPaquidérmico e ineficiente

Paquidérmico e ineficiente

Categoría

Fecha

Tener un teléfono fijo, o de “línea baja”, en el Paraguay es un privilegio de pocos, ya que esa clase de telecomunicación ha pasado a ser una curiosidad de museo. Algunos países ya han decretado su muerte, como Francia, que desde 2018 ya no habilitó nuevas líneas fijas y para 2023 espera desconectar la última de ellas. Habrá terminado así, en la patria del champagne y los 365 tipos de quesos, el reinado de 150 años del invento tal y como lo concibió Graham Bell.

Copaco es un auténtico walking dead. Está muerta pero nadie se anima a firmar el certificado de defunción. La única operadora de telefonía móvil del Paraguay va perdiendo clientes a paso acelerado, no sólo en cantidad de líneas en servicio sino también en la frecuencia de uso, que se limita a empresas, centros comerciales, algunas industrias y un puñado cada vez más reducido de usuarios particulares. 

La experiencia en telefonía móvil no ha sido precisamente exitosa para esta sociedad anónima mentirosa en la que el Estado es propietario del 99,9% de las acciones y el resto lo posee otra sociedad anónima mentirosa, Essap. En esa línea, su rama Vox participa en un 4% del mercado. Tampoco le ha ido muy bien en su unidad IPTV, con una bajísima penetración. Sus últimos estados contables hablan de una comprometidísima situación actuarial.

Sin embargo, sus cerca de 3.500 empleados siguen cobrando toda clase de beneficios y extras salariales. En Copaco se percibe por bonificación familiar, por antigüedad, por peligrosidad, por escolaridad, por cargo, viáticos, por uso de auricular (¿?), por “otros ingresos”, por productividad y una serie de otros ítems. Hay familias enteras cobrando salario, en abierta burla a la Ley que prohíbe el nepotismo en la función pública. Sin embargo, el ente sigue siendo generoso en remunerar a sus empleados con sueldos que para gerente es de unos 17 millones, director entre 20 y 22 millones y si es presidente, 32 millones.

Si la idea original de Copaco como sociedad anónima de economía mixta era captar inversiones privadas, ¿qué capitalista enterraría dinero en un dinosaurio sobrepoblado de empleados y en caída libre en captación de clientes? Es un ejemplo más del Estado empresario fracasado, que insume enormes recursos para una prestación de servicios del siglo pasado. Para aspirar a un liderazgo en las TICs, hace falta algo más que un logotipo y un eslogan. Hace falta, primero, entrar al siglo XXI. Después seguimos hablando.

Equipo Periodistico
Equipo Periodistico
Equipo de Periodistas del Diario El Independiente. Expertos en Historias urbanas. Yeruti Salcedo, John Walter Ferrari, Víctor Ortiz.