miércoles, marzo 29, 2023
24.7 C
Asunción

No quiero renunciar a la zona de confort

En el presente artículo, hago notar la existencia de tantos casos en la actualidad donde la mujer es víctima y el marido el agresor, sin embargo, en algunas situaciones, la mujer sufre de maltratos, infidelidades, debe lidiar con un marido machista y a veces hasta borracho, que no la respeta, no la valora, pero ella va a arrastrando el caos, viviendo en angustia, infelizmente arraigada a la zona de confort al estar al lado de su marido. Cito algunos de los motivos en que no se animan a renunciar a su zona de confort, que son los siguientes:

Desea continuar siendo la oficial en la relación de pareja.

Prefiere seguir gozando de los privilegios sociales y económicos.

No puede salir de la relación por sus propios recursos.

Tiene baja autoestima.

No se valora como mujer y acepta infidelidades de su marido.

Generalmente es una mujer machista.

Tiene la necesidad de demostrar a la sociedad que tiene una familia estructurada, feliz y armoniosa.

Cuanto nos abandonamos, poniendo en juego a nuestra propia dignidad, perdiendo el respeto, sacrificar nuestros propios sueños, hasta nuestra identidad. ¿Vale la pena sacrificar todo por tan poco?

Llegas al punto de no querer esforzarte y trabajar internamente en tu crecimiento personal, y sacar todo el valor que tienes, ese potencial que aún te faltaría auto descubrir, que lo apagaste por una relación tóxica, con una vida superficial, que sabes perfectamente que no te hace plenamente feliz.

Nuestra vida no es una moneda de cambio, y si tu pareja te ama verdaderamente hará que puedas sacar tu mejor versión, nunca es tarde para tomar un compromiso de superación personal enfocado a un bienestar emocional.

No te quedes en silencio, comienza a salir de esos episodios emocionales de tensión y angustia, permanecer en esta situación podría tener consecuencias graves, soportar y tolerar ese tipo de relación, que  te hace daño, es una escalada de violencia que podría terminar muy mal.

Se puede dar un salto gigantesco, es todo un proceso de reencuentro con una misma. Cuando lo logres, lo agradecerás.

Te animo a esforzarte, a renunciar a todo lo que no aporta en tu crecimiento interno, muchas hoy están luchando para salir de esa situación, otras ya lo han lograron. ¡Valórate mujer!

Natalia Mora
Natalia Mora
Ex Directora General de La Dirección General de Auditoría Interna del Ministerio de la Mujer. Participación en el Equipo Directivo de revisión del IV Plan Nacional de Igualdad 2018 - 2024. Artista dedicada a la pintura al óleo.Aporté a la gestión comunicacional del Observatorio de la Mujer desde su creación en el Ministerio de la Mujer. Mujer comprometida y solidaria con las mujeres en situación de violencia.

Más del autor