spot_imgspot_img
EL CANDIDATO
domingo, junio 13, 2021
10.7 C
Asunción
InicioDestacado"Nicanor no ha dejado de mentir"

«Nicanor no ha dejado de mentir»

Categoría

Fecha

El senador Blas Llano acusó al director de la EBY de mentiroso, chantajista y extorsionador por negarse a transparentar los fondos de la binacional. Pese al complicado escenario económico que vive el país y más en los momentos críticos por la pandemia, Duarte Frutos siguió sumando gente, la mayoría sin concurso o por formar parte de su movimiento.

Recientemente, el Ejecutivo promulgó la ley que establece la utilización de los recursos de los fondos sociales de las binacionales para la compra de insumos, de materiales de bioseguridad, de mejora en los hospitales y protección social. A pocos días de la decisión fue presentado hoy en el senado de la nación el pedido de auditoría de las gestiones de las binacionales por parte de la Contraloría, a instancias del senador Blas Llano(PLRA).

En el caso específico de la EBY, contraloría deberá auditar los recursos de la Entidad utilizados en concepto de responsabilidad social empresarial, socioambiental y cualquier otro fondo social en un periodo comprendido desde el 15 de agosto del 2018, tras el inicio del mandato de Mario Abdo, hasta la fecha de aprobación de la resolución.

”Desde que Nicanor asumió en la EBY no ha dejado de mentir. Realizó supuestos despidos en el marco de la reestructuración, pero durante la cuarentena se encargó de ubicar a políticos de su movimiento, llegando incluso a contratar a la esposa de Joselo Rodriguez. Analizando la planilla de salarios, encontré más de 292 nuevos funcionarios en la EBY que ingresaron desde la asunción de Nicanor, casi todos a fines de su movimiento político. De acuerdo a la planilla de septiembre de 2020 los funcionarios cuestan G. 5.197.372.147 mensuales”, asegura Llano a través de un escrito entregado a miembros de la prensa.

De acuerdo al resumen Duarte Frutos aprovechó la pandemia para pagar favores políticos, ”mientras nos pedían quedarnos en nuestras casas, Nicanor logró ubicar 21 nuevos funcionarios durante la pandemia, que cuestan más de G. 242.041.506 mensuales, según listado en su mayoría pertenecen a su movimiento político; adherentes que no lograron ocupar cargos electivos”.

La nota muestra que Nicanor Duarte Frutos opera fuera de la legalidad, ”se niega a entregar la rendición de los fondos sociales de Yacyretá, pero de acuerdo a documento filtrado, Duarte ya habría repartido más de USD 76 millones; a clubes de fútbol y pesca, aso de fiscales, construcción de templos y estadios, sin ningún control. Según planilla de desembolsos de los fondos sociales correspondiente al Plan de Terminación Yacyretá (PTY) Duarte desembolsó desde agosto 2018 a marzo 2019, más de G. 126 mil millones a favor de 77 empresas. Sólo 5 firmas llevaron más de G. 29 mil millones”.

El despilfarro de Duarte se inicia a meses de su asunción en Yacyretá, entregando más de G. 14 mil millones para la construcción del estadio de la liga encarnacena de fútbol, donde también comprometió más recursos para culminar la obra, totalizando más de USD 13 millones.

Nicanor desvió millones de fondos sociales que debían ser destinados para los aspectos sociales del Plan de Terminación Yacyretá y no para construir un estadio de fútbol o para los clubes, desviándose así del objetivo institucional que debe cumplir la entidad.

«Otra señal de que Nicanor utiliza a la entidad como feudo propio es que estaría escondiendo más de 1000 nuevos funcionarios contratados por servicios de outsourcing (consultoría de contrato de personal); Nicanor Duarte Frutos sigue haciendo vito de recursos en Yacyretá. Ante esta situación y en virtud a la de acceso a la información, solicité datos sobre los servicios de outsourcing, pero me los negaron”, afirmó el senador liberal.

El apunte revela que contrató a 298 funcionarios sin concurso desde 2018. Sólo en octubre ubicó a 6 funcionarios. Entre ellos está el exintendente de Villa del Rosario, Caballero Molas, procesado por lesión de confianza y estafa. Ademas puntualiza que Nicanor Duarte Frutos y Alejandro Takahashi administran la EBY como si nada, pero en el 2007-2008 causaron millonarios daños a Petropar, dónde vendieron combustible por debajo del costo, situación que produjo enorme deuda y una demanda internacional de US$ 290 millones; a deuda de Petropar que envuelve a abogados y amigos por US$ 26 millones, e involucran a Abdo Benítez y al venezolano Juan Guaidó, pero todo se inició durante la presidencia de Duarte Frutos.