viernes, febrero 23, 2024
26.8 C
Asunción
InicioSin categoríaNadia Ferreira, un fenómeno social

Nadia Ferreira, un fenómeno social

Categoría

Fecha

La socióloga Diana García, quien tiene como línea de investigación a la juventud, afirmó que lo vivido con la representante del Miss Universo 2021, Nadia Ferreira, fue efectivamente un fenómeno social.

Aseveró que el certamen de belleza estaba dirigido a cierto público y ahora volvió a emerger.

“En ese sentido, la mayoría de la población estuvo pendiente de lo que sucedía. El concurso ya venía desgastado por las críticas mismas que tiene en referencia a lo que significa un certamen de belleza en la construcción de estereotipos en la mujer y en la belleza en general”, indicó.

Expresó que es importante ver cómo las sociedades crean en cada época o generación estos ídolos o celebridades públicas que son modelos porque representan algunos valores con los que uno se siente reflejado.

Resaltó que la frase que más se repitió durante la participación de Nadia en el Miss Universo 2021, es la idea de “Paraguay en alto”, como una necesidad colectiva de salir de la incertidumbre y de la frustración.

“Podría ser también un fenómeno postpandemia, pero esa idea de Paraguay en alto significa que nuestro país está en un pozo, en un subsuelo, una nación con mucha desesperanza e incertidumbre para los jóvenes con una clase política que cada día decepciona por los escándalos de corrupción”, sostuvo. Igualmente, la socióloga determinó que nuestro territorio está sin oportunidades y muy pocas mujeres tienen las posibilidades de acceder a la formación.

“Representa una aspiración que también habla que nuestra sociedad necesita la construcción de esos símbolos y representaciones. Uno puede ver que el fenómeno Nadia Ferreira trascendió el campo de las redes y lo virtual y llegó a las plazas públicas, al interior del país, a los comercios. El Paraguay pareciera querer otras cosas», puntualizó.

Explicó que este fenómeno de los ídolos surge en los años 50, sobre todo en los Estados Unidos, después de la Segunda Guerra Mundial, acompañado de la cultura de masas. “Se crea una necesidad de reconstruir un sentido de pertenencia desde lo heroico, es muy reciente, pero desde el campo de la sociología hay muchas preguntas para hacerse a partir de este fenómeno”, subrayó.

NADIA Y EL FÚTBOL
La última vez que paraguayos se juntaron en bares a ver en una pantalla gigante un evento fue en el último mundial de fútbol al cual clasificó nuestra selección, en Sudáfrica 2010. Este mismo hecho se volvió a repetir en la gala final del Miss Universo 2021.

Sobre el punto, la socióloga expuso que el fútbol es como un depositario de cierto patriotismo y representación de lo que podríamos llamar lo nuestro, entonces en esa dinámica de competencia, de valerse, nos pone orgullosos.

“La pregunta por qué y con quiénes uno establece esa idea de orgullo nacional”, agregó.

Apuntó que el fútbol tiene una dinámica de pasión, de efervescencia colectiva y que es interesante ver cómo se hace esa idea.

“Por la competencia, porque Paraguay estaba en una vitrina más allá de lo que parecía como un aislamiento, hay que preguntarse si esto hubiera pasado con alguien de la cultura, si fuese un cantante o un deportista”, precisó.

Recordó que en la época de los 80, el tenista Victor Pecci fue nuestro fenómeno en la óptica internacional.

“Pareciera que en ciertos momentos la sociedad necesita decir acá hay algo más, hay esperanza, futuridad, otros valores y otra cosa. Por eso fue tan emergente que ya trasciende la misma lógica del concurso”, acotó.

Agregó que ese sentimiento de euforia también se puede deber a que vivimos en una sociedad de mucha desigualdad e incertidumbre.

LA REALIDAD DE LAS MUJERES
A decir de García, en esa misma semana que surgía Nadia Ferreira, Paraguay tenía unos índices de feminicidios ya atroces, cinco muertes de mujeres.

“Por un lado, tenemos a una mujer representando lo que nosotros aspiramos y queremos. Pueden ser los valores del esfuerzo, de la empatía, de la formación, de la belleza, pero también teníamos esto. Esa es una realidad cruda, la pandemia mostró lo injusta y desigual que es nuestra sociedad”, remarcó.

EL CARISMA DE NADIA
Al modo de ver de la profesional, Nadia tiene mucho carisma, atributo que significa la posibilidad de empatizar, de expresar de generar algunos modelos, signos, valores en los que los paraguayos se sienten identificados.

“Algunos pueden tomar un lugar más heroico, nacionalista, otros debido a su esfuerzo personal y sacrificio. Hay que tratar de explorar qué valores, qué significa ese Paraguay en alto y cuál es el Paraguay que está en el pozo, que está abajo. Por eso uno ve esta efervescencia”, detalló.

Contó que el carisma es tener unos atributos que la gente percibe como excepcionales y establece signos para cada público.

“Creo que su carisma hace que la gente se sienta reflejada y es creíble. Las personas carismáticas tienen esa personalidad que de alguna manera es vista como una excepcionalidad”, concluyó la especialista.

Equipo Periodistico
Equipo Periodistico
Equipo de Periodistas del Diario El Independiente. Expertos en Historias urbanas. Yeruti Salcedo, John Walter Ferrari, Víctor Ortiz.