spot_imgspot_img
martes, octubre 26, 2021
32.7 C
Asunción
InicioActualidadLa impuntualidad a flor de piel

La impuntualidad a flor de piel

Categoría

Fecha

Cada día los legisladores de la Cámara de Diputados sorprenden más. Prác­ticamente desde inicio de este año no pudieron sesionar a la hora esta­blecida y el titular de la Cámara Baja en varias ocasiones se vio obligado a levantar la sesión por falta de quorum y volver a llamar a una extraordi­naria.

Tal es la impuntualidad de los legisladores que pa­reciera que ya se norma­lizó el no llegar a hora. En la sesión ordinaria de ayer, 50 diputados no pudieron estar presentes para las 08:30, ni para las 09:15 horas por lo que, para variar se levantó la sesión.

Si bien ayer debatieron sobre la sanción a los “su­fridos” diputados que no pudieron llegar para la reunión convocada, no se tomó ninguna decisión concreta al respecto, ya que según el presidente de la Cámara Dipu­tados, Pedro Alliana, en ninguna parte del regla­mento interno se men­cionan los castigos por llegadas tardías.

En un momento dado, la diputada Kattya Gonzá­lez, ante la mirada atóni­ta de sus colegas, dedicó parte de la canción Re­loj, resaltando la estrofa donde dice “no marques las horas porque voy a enloquecer“, en reclamo por las recurrentes au­sencias de los legislado­res.

Definitivamente estas ac­ciones de los legisladores confirmar el dicho del diputado Carlos Portillo de que ellos no son “gen­te común” ya que cobran mucho más que cual­quier otro paraguayo, cuentan con cupos para combustible y hasta un móvil. Y no olvidemos que la mayoría cuentan con choferes.

Además en el predio del Congreso Nacional cuen­tan con un estaciona­miento para cada uno de ellos. No tienen justifica­ción la impuntualidad de los legisladores a quienes parece no importarle que tienen en sus manos las leyes del país.

En definitiva, los diputa­dos deben ser sanciona­dos y tal vez así aprendan que son trabajadores igual que todos los para­guayos pero con la excep­ción que no se deben le­vantar más temprano ya que no saben si lograrán alcanzar el colectivo o si mañana seguirán tenien­do el mismo trabajo.

 

Diputados no sesionaron la semana pasada y ayer se levantó la sesión ordinaria porque no estaban presente s los 41 legisladores