miércoles, febrero 1, 2023
33.7 C
Asunción
InicioSin categoríaJusto cuando la gente se IVA a formalizar

Justo cuando la gente se IVA a formalizar

Categoría

Fecha

De los 1.400.000 ciudadanos inscritos en la Subsecretaría de Estado de Tributación, unos 708.000 son personas físicas, no son empresas, y estos contribuyentes en promedio invierten más del 20% de sus ingresos en compras en supermercados.

La Asociación de Graduados de Ciencias Contables, Administrativas y Económicas de la Universidad Católica y la Cámara Nacional de Comercio y Servicios del Paraguay (CNCSP), en fechas distintas, tuvieron audiencias públicas en la Cámara de Diputados con el proyectista de la Ley que pretende deducir compras de supermercados.

El Diputado Hugo Ramírez durante las últimas sesiones y en varias entrevistas a medios de comunicación, justificó la presentación de dicha ley (Proyecto que amplía la ley N°6380/2019”), advirtiendo que la ciudadanía se manifestó en contra de la noticia de que en el 2022 se endurecerán los controles para asegurar que se no deduzca el IVA de sus compras de supermercados evidenciando que en la práctica esto se venía realizando.

Un grupo importante de los contribuyentes aún no se ve afectado por la renta personal, ya que sus ingresos mensuales no superan los G. 6 millones. Si a estos contribuyentes se les limita o se les niega la posibilidad de deducir el IVA de sus compras en comida y productos para el hogar, se verán tentados a consumir productos sin pedir boleta e incluso de puestos que ofrecen desde verduras hasta elementos de limpieza de contrabando.

Este nuevo ajuste que se empezará a implementar desde el 2022 (ya existe desde hace años la ley, pero ahora la tecnología permite cruzar la información de forma más efectiva) va a afectar directamente a la clase media y baja, que se verá obligada a buscar otras alternativas.

Entonces, con todo lo que costó, cuesta formalizar y transparentar las finanzas personales de una sociedad que no solo está acostumbrada a ir de contramano a lo legal, sino que también ha perdido toda la fe sobre el uso que el Estado le da a sus impuestos ¿Qué podemos esperar?: el fracaso de un sistema tributario que viene funcionando bien y donde la recaudación incluso durante la parte más fuerte de la pandemia con todos encerrados fue igual positiva.

Sin entrar a profundizar, cuando se trata de carnes, a las que no se respeta la cadena de frío que incluso antes de cruzar la frontera, ya se ven afectadas por la lógica del traslado clandestino a la que se ven expuestas.

El Estado tiene que volver a discutir sobre la necesidad de una gran reforma que lo haga competitivo, es inadmisible que durante periodos electorales como los que vivimos ahora de forma tan poco disimulada se contrate funcionarios por periodos cortos y se amplíen presupuestos que realmente son innecesarios.

Finalmente, las falencias financieras del Estado y la corrupción que es una institución más que permea a todo el sector público, termina apoderándose con la excusa impositiva del esfuerzo de una sociedad que no recibe salud, educación, ni seguridad, en este intercambio en el que los que menos tienen en su conjunto aportan aún más.