sábado, junio 15, 2024
27.3 C
Asunción

Francia y una declaración de estado de emergencia

Nueva Caledonia es una isla en el océano pacifico cerca a Australia que es territorio francés y hace poco su población se organizó, agitó y protestó  en oposición a una reforma electoral. Hay al menos cinco muertos, cientos de heridos y más de doscientos detenidos, según las autoridades francesas.  El estado de emergencia, vigente durante al menos doce días, permite a las fuerzas de seguridad del territorio situado en el Pacífico Sur ordenar arrestos domiciliarios, realizar registros y limitar la libertad de circulación y de reunión de los habitantes. También se ha establecido un toque de queda y se ha prohibido la red social Tik Tok. El Gobierno francés ha desplegado refuerzos militares y de fuerzas de seguridad.

Las autoridades francesas han emprendido una movilización “masiva” de las fuerzas de seguridad desde que estalló la violencia por una enmienda constitucional en el territorio del Pacífico Sur.

Esta isla tiene una población de 269.220 personas, fue fundada en 1698 y de 18.576 km² de dimensión. Las protestas comenzaron el pasado lunes 13, cuando la Asamblea Nacional francesa comenzó a debatir el proyecto de reforma electoral. La reforma aumentaría las listas electorales en Nueva Caledonia al otorgar el derecho a voto a los ciudadanos nacidos en la Francia continental que residan en la isla al menos desde hace diez años. Las listas de votantes no se han actualizado desde que Francia las bloqueó tras los acuerdos con grupos independentistas en 1998. El Senado aprobó el proyecto en abril y la Asamblea lo hizo finalmente el pasado miércoles 15. Ahora falta que ambas cámaras vuelvan a votarlo en conjunto.

Las declaraciones de emergencia permiten a los estados y localidades realizar servicios y actividades esenciales, como salvar vidas, proteger la propiedad y el medio ambiente, y satisfacer las necesidades humanas básicas. Las autoridades francesas han emprendido lo que han denominado una movilización “masiva” de las fuerzas de seguridad desde que estallaron violentas protestas en Nueva Caledonia esta semana por una propuesta de enmienda a la Constitución francesa que cambiaría las normas de votación local en el territorio. Que no tuvo la mejor bienvenida por la población de este lugar y desafortunadamente concluyó en esta manifestación con duros resultados.

Nueva Caledonia fue colonizada por Francia durante la primera mitad del siglo XIX, fue convertida en posesión francesa en 1853. Sirvió como colonia penal por cuatro décadas después de 1864. 

“La prioridad es restablecer el orden, la calma y la serenidad”, declaró el miércoles Gabriel Attal, primer ministro de Francia, a los legisladores. Que deben tener contacto con la población antes de ejecutar maniobras que pueden gustar o molestar a la población de cualquier país democratico desde 1799, además de ser la cuna de ideas e ideadores de la política que ha servido a muchos países en el mundo lograr afianzar y regularizar la libertad de existir en paz y seguridad sin tener que sufrir represiones por razones particulares.

El gobierno francés dijo que más de 1800 agentes de seguridad ya estaban en el territorio y que 500 refuerzos llegarían en las próximas 24 horas. En una reunión de crisis, Attal dijo que el ejército estaba siendo desplegado para asegurar los puertos y el aeropuerto.

Esperemos se controle, normalice y asegure la paz y calma en la población de esta isla.

Más del autor