spot_imgspot_img
martes, noviembre 30, 2021
30.7 C
Asunción
InicioDestacado¡Que se vaya!

¡Que se vaya!

Categoría

Fecha

Juan Ernesto Villamayor, Jefe del Gabinete Civil de la presidencia fue abucheado en la víspera de San Valentín en un conocido restaurante. El hartazgo ciudadano se hizo sentir y lo echaron a los golpes del lugar.

La ciudadanía se reveló en la noche del sábado en un elegante restaurante, muchas parejas de disponían a disfrutar de una elegante cena por el día de los enamorados, sin embargo la presencia de Villamayor, quien se encontraba en compañía del candidato Eduardo Alfaro Riera despertó la furia de los presentes, quienes tenían preparado para el secretario de estado un verdadero plato fuerte.

El ganadero Darío Giménez inició el escrache junto a su familia, quien luego se tomó a los golpes con el Jefe del Gabinete de Mario Abdo. Al grito de ladrón y corrupto los demás presentes acompañaron el escrache, Juan Ernesto Villamayor tuvo que abandonar el lugar, mientras que el ganadero fue calificado como el héroe de la noche.

En entrevista con ABC Cardinal Villamayor hizo su descargo y sostuvo que lo ocurrido fue un miserable acto de agresión, no un escrache. Indicó además que ya identificó a los agresores. «Fue una agresión a las señoras que estaban allí. Se entiende el grado de miserabilidad en el que se escudan aquellos que supuestamente invocan razones para realizar estos actos. La violencia no puede, en ningún caso, reemplazar al diálogo en un sistema civilizado», dijo en entrevista con el mencionado medio.

Villamayor es vinculado con varios escándalos de corrupción, el último que salió a la luz fue el caso con PDVSA, motivo por el cual fue interpelado por segunda vez. La interpelación, fue impulsada el mes pasado por varios legisladores de la Cámara Baja, y acompañada por varios senadores. Con esto se pretendía aclarar el supuesto acuerdo entre representantes del Gobierno Nacional y la administración de Juan Guaidó, por la deuda de Petropar a PDVSA, investigado y publicado por el diario estadounidense The Washington Post.Sin embargo de las investigaciones del caso, posterior interpelación, no se sabe mucho.

La cuestión principal es el intento de un supuesto acuerdo entre representantes del gobierno venezolano para la disminución al 50% de la deuda con PDVSA, en el que Villamayor, habría actuado como interlocutor de nuestro país.

Lo cuestionado obedece a la falta de transparencia en las negociaciones bilaterales en las que no se contó con la intervención del Ministerio de Relaciones Exteriores, ni del Ministerio de Hacienda, además, que se iba a pagar una comisión de 26 millones de dólares a un abogado por mediar las negociaciones.

Juan Ernesto Villamayor ocupa el segundo cargo más importante de la administración de un país, que es el de secretario general o jefe de Gabinete de un Presidente de la República.

El mismo se encuentra envuelto en hechos de corrupción que cada vez se le complica mucho más y le hace más difícil tener que explicar los argumentos y razones detrás de esta circunstancia. Lo lamentable de la situación es que, Mario Abdo, sostiene en su primer anillo, pudriendo más un sistema de por sí corrupto, a personas manchadas con un historial desastroso que solo se ocupan de hundir más al Paraguay. el «Caiga quien caiga» quedó solo para el olvido. Palabras de un presidente que solo sirve para humillar a un pueblo cansado, que se está empezando a levantar.