EL CANDIDATO
domingo, abril 11, 2021
24 C
Asunción
Inicio Actualidad Social “El hombre desde pequeño reprime emociones”

“El hombre desde pequeño reprime emociones”

Categoría

Fecha

Paola Zapata, psicóloga clínica, afirma que los casos de feminicidio tienen su origen en la crianza de los niños. Afirma que al reprimir las emociones del varón hace que terminen explotando en su vida adulta ante alguna frustración.
 En la noche del lunes se produjo el sexto feminicidio en lo que va del 2021. El hecho tuvo lugar en la ciudad de Limpio, cuando un hombre asesinó a su expareja utilizando un arma blanca. Posteriormente llevó al hijo de ambos hasta la casa de su madre. Allí confesó a su hermana lo ocurrido y luego se presentó a la comisaría más cercana para entregarse.

Según datos del Ministerio de la Mujer, las tentativas de feminicidios ya fueron también seis en lo que va del año. Durante el 2020 se produjeron 36 decesos, en el 2019; 37, en el 2018; 59 y en el 2017; 53.

Paola Zapata, psicóloga clínica, especialista en docencia y magister en salud pública, afirma que primeramente la violencia se da porque el hombre desde pequeño reprime emociones. Y al aparecerlas no sabe cómo responder de adulto.

Entonces como primer punto es esa represión que desde pequeños imponen al varón a no llorar y no sentir miedo. Cuando sus padres quieren eliminar eso de los niños, estos no saben cómo lidiar con las frustraciones. Y cuando llega una situación en la que su pareja le responde o sienten celos terminan explotando.

“Desde pequeños debemos educar emocionalmente a nuestros hijos. Si nuestras parejas nos dicen no quiero, ellos deben entender. Pero si no saben cómo reaccionar llegan a los golpes”, explicó.

PENSAMIENTOS
La psicóloga explica que la mujer se mantiene en esta situación de violencia por varios factores. La primera es la baja autoestima. Es decir, pensar que solo ese estilo de vida se merece.

En segundo lugar la parte económica ya que si se separa del hombre quedará sin dinero para mantener a los hijos. Y la tercera el factor de dependencia emocional.

“Tiene esa necesidad de afecto que se malinterpreta. Cuando es agredida luego ceden ante la promesa de cambio”, manifestó.

VIOLENCIA
Zapata afirma que las personas inestables emocionalmente no pueden controlar sus impulsos. Y esto permite que haga acciones de violencia contra otra persona, en este caso sus parejas.

“Tal vez muchos tengan ira pero tienen una personalidad adaptable que disciernen y reconocen que está mal. La emoción bloquea la razón. El iracundo cada vez que golpea tiene más ira. Y se da cuenta tarde que se equivocó”, explicó.

SEÑALES
La primera señal es detectar las limitaciones. Por ejemplo, cuando el hombre le dice a su pareja que quiere estar con ella cuando la misma tiene una salida. Es decir, un pedido que parece afectivo a simple vista esconce la primera limitación o restricción.

Otra señal suele darse cuando la mujer quiere irse al gimnasio y el hombre le afirma que la quiere así como es. O en el peor de los casos le compra algunos equipos para que haga los ejercicios solo en la casa.

Así también, cuando de reuniones familiares se trata, el hombre busca una excusa para que ambos no vayan.

“De esta manera va acorralando a su víctima sin que se dé cuenta. Pero luego ya se vuelve el títere de esa persona. Es importante descubrir esto”, aconsejó en otro momento.

TRATAMIENTO
La entrevistada afirmó también que ante estas situaciones lo ideal es que la mujer como el hombre se traten. Y no solo la primera como sucede en casi todos los casos.

Sostiene que si bien la mujer puede salir sana y salva de una relación así, el hombre volverá a buscar a otra pareja y esta situación puede repetirse con la siguiente mujer.

“Lo que tenemos que lograr es cambiar la historia y no la protagonista. No solo cambiar de víctima. No podemos dejar de lado al hombre”, manifestó.

MADRES
Finalmente la psicóloga cuestiona que las madres tienen mucha responsabilidad es formar hijos machistas.

“Existen muchos factores que inciden en el seno familiar que crian a la mujer como sirvienta y el rol de cuidar al marido. Existe mucha responsabilidad hacia la mujer que le hice que aguante muchas cosas”, comentó finalmente.