viernes, mayo 17, 2024
13.3 C
Asunción

El aumento de cada día

Vivir en Paraguay es un suspiro constante, es que cuando estamos aclimatándonos a algún aumento de días pasados, nos tiran un nuevo aumento que va directo al bolsillo.

La semana pasada mientras todos estaban enfocados en el clásico del fútbol paraguayo, en las subidas de casos respiratorios y la vuelta a clases virtuales por el MEC, se empezó a anunciar un nuevo aumento a los combustibles, si una vez más, los emblemas privados que te hacen una estación de servicio cada media cuadra, llorando miseria extrema, quieren aumentar nuevamente un aproximado de Gs. 1.000 por litro.

Y como lo hablamos en otra Columna, ese aumento no viene solo, porque es un efecto dominó que cae hasta el fi nal con la primera ficha y termina destrozándolo todo, el mismo viene ligado a diversos aumentos, como el del pasaje, alimentos, insumos, artículos de primera necesidad y la vida misma, para no seguir enumerando. Y es así como uno termina viendo su dinero desvanecido en menor tiempo, en pocos días.

Pero, ¿qué alegan los empresarios de emblemas privados? Lo mismo de siempre, que los precios internacionales se mantienen inestables y con los ingresos actuales no cubren sus costos, que las adquisiciones las deben de realizar ya, debido a que se agota el stock disponible, así que si bajará más adelante ellos compraron con precios altísimos. Y bueno es así como el pueblo debe seguir pagando más y más.

Entre tanto llanto también mencionaron el tema del contrabando que, según ellos, reportan pérdidas hasta un 60% en las estaciones de servicio. Usted no crea que podría deberse también a que hay más estaciones de servicio por cuadra que habitantes, y que además se siguen construyendo. Así que uno piensa que tan mal negocio no ha de ser…

Y si estás leyendo esta Columna y te preguntas ¿cuándo volvieron a amenazar con la suba de combustibles? Es porque también estabas embelesado con el fútbol o pensando que hacer con tus hijos en casa gracias al MEC.

Florencia Gismondi
Florencia Gismondi
Licenciada en Periodismo, Comunicadora, Conductora de TV y Radio. Amo el medioambiente, recicladora compulsiva. Madre 24/7, no duermo, pero intento que no se note.

Más del autor