spot_imgspot_img
EL CANDIDATO
viernes, septiembre 24, 2021
27.7 C
Asunción
InicioActualidadSocialEdificio del MEC: tragada de plata y cuna de maleantes

Edificio del MEC: tragada de plata y cuna de maleantes

Categoría

Fecha

El edificio Excelsior, situado sobre las calles 15 de agosto entre presidente Franco y Benjamín Constant, fue comprado por el entonces el Ministerio de Educación y Cultura bajo la gestión del ministro Luis Alberto Riart, por G. 14.045.123.400. Este terreno estaba valuado en G. 12.579.600.00, pero debido a que la institución solicitó de forma urgente la compra, terminaron pagando en el precio mencionado.

Actualmente, este edificio se encuentra totalmente abandonado y descuidado, además de que nunca llegó a cumplir su propósito: el de funcionar como oficinas del ministerio.

El arquitecto Jorge Rubiani, afirmó que el problema de Paraguay con los edificios públicos en general, es la planificación urbana de la ciudad. “Tenemos una concentración de edificios públicos en un área no menor de 10 por 20 cuadras, lo que ya implica una aglutinación impresionante de funcionarios públicos, tránsito, usuarios, etc. Es uno de los problemas que tiene la ciudad de Asunción en cuanto anarquía, desorden, complicaciones, etc.”, aseveró.

Explicó que, el Gobierno, dentro del esquema de tener arrendado una aldea de oficinas alrededor del ministerio de Hacienda, la presidencia de la República, ministerio de Educación, ministerio de Agricultura y Ganadería, etc., se produjo esta adquisición en tiempos del presidente Fernando Lugo y allí afloró otro inconveniente: los negocios con los edificios.

“Suelen decir: Sí, yo tengo un edificio, se compra y vamos a tener una comisión” y ahí ya se habla de millones de guaraníes o dólares, dependiendo de lo que sea” expuso.

Comentó que este edificio se habría justificado como útil para que el ordenador de gastos del ministerio desembolse una suma multimillonaria y que se habría hecho con la idea de concentrar la actividad del ministerio en un solo lugar cuando fuera posible.

Aseguró que, ya que el ex ministro, Luis Alberto Riart, fue condenado a prisión por lesión de confianza en calidad de autores, lo que el Ministerio de Educación y Ciencias debería de hacer es abrir un sumario y establecer exactamente las correspondientes responsabilidades que hubo en la adquisición de un edificio que, a todas luces, es absolutamente inútil para la función del ministerio.

“En el resultado de esa investigación, a la que seguramente tienen que apelar a los departamentos de obras, tasación o de fiscalías que tiene el Estado, van a determinar el costo y van a decidir ofrecer en remate el edificio”, manifestó.

Mencionó que el edificio se construyó para alquilar oficinas, a un escribano o abogado, que necesita un espacio con un baño. “Tiene una compartimentación absolutamente inadecuada para una oficina pública. Tendrían que adaptar el edificio a un costo enorme además de lo que costó para que funcione como oficina del Estado”, señaló.

“Hubo una tragada de plata, de arriba abajo y se denota inmediatamente”, garantizó.

Finalizó afirmando que si bien no existe un peligro de derrumbe, se preguntó en qué estado estarán los baños, las cañerías, el sistema de prevención de incendios, el estado general de su mantenimiento, ya que este tipo de cosas podría tener costos verdaderamente millonarios.