viernes, mayo 17, 2024
13.3 C
Asunción

Dejemos para el año que viene

Este es el mensaje del Congreso Nacional, que a las apuradas aprobó el presupuesto 2022, dejando por lo menos que el paquete de BECAL, Educación y Salud se mantenga con cierto equilibrio, pero con muchas deudas que no pueden esperar al inicio del próximo año legislativo.

Uno de los temas que se debe tratar es el de la posibilidad de que las personas físicas inscriptas en la Subsecretaría de Tributación puedan deducir el IVA de las compras de Supermercado, algo que las asociaciones de supermercadistas y de contadores decidieron apoyar en audiencia pública.

El proyecto de Ley “QUE AMPLÍA LA LEY N° 6380/2019, DE MODERNIZACIÓN Y SIMPLIFICACIÓN DEL SISTEMA TRIBUTARIO NACIONAL va a permitir que unas 700 mil personas puedan deducir el 10% de IVA de sus compras en supermercados condescendiendo además de un ahorro para las familias, la posibilidad de que este gasto se utilice para otras necesidades que logren reactivar la economía de otros sectores, pero por sobre todo conseguirá que más personas se vean incentivadas a realizar sus compras del hogar en lugares donde expidan boletas legales, algo que no sucede en todos los negocios y sobre todo en el sector informal que generalmente ofrece productos de contrabando.

Unas 3.500.000 de personas forman parte del grupo laboralmente activo, 1.400.000 figuran como inscriptos al Sistema de Tributación y un total de 700 mil individuos figuran como personas jurídicas o profesionales independientes.

El resto son funcionarios públicos, funcionarios judiciales o empleados en el sector privado que no necesitan estar inscriptos en la SET, pero que igual pagan un Impuesto al Valor Agregado que de cualquier forma ingresa a las arcas del Estado.

Se debe aprobar la ley que moderniza el sistema de tributación antes de fin de año si queremos que las personas puedan aplicar el descuento en sus Declaraciones Juradas y si lo que se busca es que el contrabando pierda mercado local. Recordemos que el ingreso de productos de contrabando además de poner en riesgo la salud de las personas, afecta a la industria y producción nacional, poniendo en peligro miles de puestos de trabajo y generando una evasión fiscal que repercute directamente sobre los presupuestos de Salud y Educación.

Otro de los puntos que se debía tratar en estas últimas sesiones es el Proyecto de Zona Vacunados y No Vacunados que ha generado un debate en distintos sectores de la sociedad, donde las voces de los empresarios gastronómicos se pronuncian en contra considerando el gasto que significaría generar las zonas al tiempo que tampoco dan una salida como la que ya se aplica en Brasil o Argentina donde locales privados por política interna solicitan el carnet de vacunación o pase sanitario como requisito para el ingreso a los locales.

Paraguay logró adquirir las vacunas contra la Covid 19, dejando en el camino más de 16 mil fallecidos por la enfermedad que no llegaron a tener la posibilidad de acceder a una de las pocas defensas que se tienen contra un virus letal. Con la vacuna se reducen las posibilidades de llegar a un cuadro grave que exija el uso de Unidades de Terapia Intensiva (G. 12.000.000 millones diarios significan las UTIS para el Estado Paraguayo) y que pueda desembocar en una muerte evitable. Actualmente el mayor porcentaje de internados y fallecidos a causa del Covid-19 han sido pacientes No Vacunados, dejando en claro con la experiencia que el mito generado desde los movimientos anti vacunas no son más que una condena de muerte para quienes se ven atraídos por discursos que tiene como único sustento las historias de conspiraciones.

El Congreso debe enfrentar además de los reclamos vinculados con la PGN 2022, una serie de medidas que podrían ayudar a mejorar la economía nacional desde el ámbito tributario hasta los protocolos sanitarios que dejarían sin posibilidades siquiera de volver a pensar en una cuarentena absoluta.

La discusión hoy se concentra en la libertad de elección de unos pocos y el impacto negativo de una nueva ola de Covid-19 sobre el resto de la población.

Más del autor