spot_imgspot_img
sábado, noviembre 27, 2021
20.4 C
Asunción
InicioBienestarGastronomíaConocé el plan de la alimentación sin gluten

Conocé el plan de la alimentación sin gluten

Categoría

Fecha

Una alimentación sin gluten se recomienda para las personas que padecen enfermedad celíaca, sensibilidad al gluten o dermatitis herpetiforme, que es un trastorno de la piel.

A decir de Silvia Cabello, nutricionista y chef de Lá Nutry Healthy Food, una alimentación sin gluten puede ser útil para algunas personas que padecen síndrome del intestino
irritable, ataxia por gluten (un trastorno neurológico), diabetes de tipo 1 y enteropatía asociada al VIH.

“La enfermedad celíaca es una afección en la que el gluten desencadena una actividad del sistema inmunitario que daña el revestimiento del intestino delgado. Con el tiempo, este daño impide la absorción de los nutrientes de los alimentos. La enfermedad celíaca es un trastorno autoinmunitario”, enfatizó la especialista.

Agregó que la sensibilidad no celíaca al gluten causa algunos signos y síntomas asociados con la enfermedad celíaca, incluidos dolor abdominal, hinchazón, diarrea, estreñimiento,
dificultades para concentrarse, erupción cutánea o dolor de cabeza, aunque no se produce daño en los tejidos del intestino delgado.

Los estudios muestran que el sistema inmunitario es un factor, pero el proceso no se comprende correctamente. Según Cabello, una dieta sin gluten puede ser una forma saludable de alimentarse, según los alimentos sin gluten que elijas, con qué frecuencia los consumes y si el resto de los alimentos por los que optas son saludables o no.

Muchas personas que comenzaron a realizar el plan sin gluten notaron cambios
positivos.

ALGUNOS EJEMPLOS
Buenas opciones son los alimentos que están libres de gluten de manera natural, como las carnes magras, los lácteos con bajo contenido de grasa, los vegetales, la fruta y las grasas saludables como ser las semillas, frutos secos, etc.

“Es importante no reemplazar los alimentos que contienen gluten con una mayor cantidad de carnes rojas, lácteos con alto contenido de grasa, vegetales ricos en almidón, dulces y grasas, que pueden provocar una mayor ingesta de colesterol, grasas saturadas, sodio y calorías no deseadas”, afirmó la nutricionista.

También es prudente limitar el consumo de productos de panadería y tentempiés sin gluten elaborados comercialmente que, sobre todo aquellos con conservantes en general, tienen alto contenido de carbohidratos refinados, grasa, azúcar y sal, al igual que sus equivalentes con gluten.

UNA DIETA SIN GLUTEN
En los medicamentos recetados y de venta libre, el gluten de trigo puede usarse como agente aglutinante. La especialista aconsejó preguntarle al médico o farmacéutico sobre los medicamentos que tomas. Los suplementos alimentarios que contienen gluten de trigo deben llevar la palabra «trigo» en la etiqueta.

“Mantener una dieta estricta sin gluten es una necesidad de por vida para las personas celíacas. Si se sigue la dieta y se evita la contaminación cruzada, habrá menos síntomas y
complicaciones de la enfermedad. Para algunas personas con sensibilidad al gluten no celíaca, la afección puede no ser crónica.

Algunas investigaciones sugieren que puedes seguir la dieta durante un cierto período, como uno o dos años, y luego volver a probar tu sensibilidad al gluten. Para otras personas con sensibilidad al gluten no celíaca, la dieta puede ser un tratamiento de por vida”.

ENTRE PERSONAS NO CELÍACAS
Algunos estudios clínicos han analizado los beneficios de la dieta entre personas que no tienen la enfermedad celíaca o que tienen sensibilidad al gluten no celíaco. Se necesita más investigación para determinar la exactitud de las siguientes afirmaciones sobre los resultados de la dieta:

– Pérdida de peso.

– Mejora general de la salud.

– Mejora de la salud gastrointestinal.

– Mejora del rendimiento.

– Deportivo.

“Seguir una dieta sin gluten probablemente cambiará tu ingesta de nutrientes. Algunos panes y cereales sin gluten tienen niveles de nutrientes significativamente variados en
comparación con los productos que sustituyen.

Algunos alimentos sin gluten también tienen un mayor contenido de grasa y azúcar que los alimentos con gluten que están siendo reemplazados. Es importante leer las etiquetas, no solo para ver el contenido de gluten, sino también para conocer los niveles generales de nutrientes, la sal, las calorías de las grasas y las calorías de los azúcares”, concluyó Cabello.