spot_imgspot_img
sábado, noviembre 27, 2021
20.4 C
Asunción
InicioActualidad700 gancheros no saben cómo van a alimentar a sus hijos

700 gancheros no saben cómo van a alimentar a sus hijos

Categoría

Fecha

Cateura arde. El fuego volvió a apoderarse de la zona y los vecinos ya se encuentran desesperados. Mientras tanto, los bomberos voluntarios dan todo de sí para apagar las llamas de un gran daño ambiental que provoca problemas de salud, viviendas destruidas y familias sin tener dónde dormir.

EL director de Prevención Contra Incendios de la Municipalidad de Asunción, Alejandro Buzó, dijo que hay mucho calor acumulado en una masa combustible, en su mayoría de materia orgánica, en ese relleno sanitario, y lógicamente una combinación de gases como el gas metano que está al cielo abierto.

Elisa Barrios, representante de la Asociación de Gancheros de Cateura, explicó que más de 700 gancheros fueron afectados por el siniestro, perdieron todas las mercaderías de dos semanas de trabajo y ocasionó graves pérdidas económicas al sector de trabajadores.

Barrios criticó a las autoridades por no tomar las precauciones correspondientes en materia de prevención de incendios y lamentó que en el vertedero no exista una sola conexión de agua. En conversación con radio 1000 estimó que su daño monetario sufrido ascendería a más de G. 800.000 y ya no tienen dinero para dar de comer a sus familias.

Explicó que pudo haberse evitado si la empresa que explota el servicio de recolección de basuras, además de la Municipalidad y el Gobierno, enviaban, entre el viernes y el sábado, los helicópteros con agua para apagar el fuego.

 “Lo que para mucha gente es una basura para nosotros es nuestro pan de cada día, mediante la basura nosotros comemos todos los días, tenemos hijos que estudian, yo tengo un hijo que está en la Facultad de Medicina mediante la basura”, acotó.

Por otro lado, Ramón Villalba, titular de la Asociación de Gancheros, expresó a NPY, que “clamamos al presidente Mario Abdo Benítez que pare esta situación y se busque una solución para nosotros, estamos olvidados por el Estado y nosotros necesitamos nuestro trabajo para comer”.

“ATAQUES” A EMPO

Enrique Ortuoste, director de Empo, denunció la inmisericorde campaña que desde hace algunas semanas se está orquestando contra la empresa para tratar de impedir que sigan trabajando. “Los ataques se iniciaron días después de que se hiciera pública la determinación judicial que rechazó una acción planteada hace cuatro años por la empresa El Farol para impedir que sigamos con la construcción del relleno sanitario en la ciudad de Villa Hayes. Apenas conocida esa decisión se desencadenaron una serie de hechos como el incendio provocado el pasado jueves 24 de setiembre en la madrugada donde se registró un foco de incendio en el relleno Cateura, administrada por nuestra empresa”. 

Agregó que el siniestro se generó después de que camiones particulares ingresaran al recinto con material inflamado. “Misteriosamente en la madrugada del domingo 27 aparecieron nuevos focos en lugares distantes y totalmente diferentes. Los fuertes vientos que soplaban en ese momento hicieron que se propagara rápidamente alcanzando una magnitud importante”.

Además, en medio del primer siniestro del viernes 25 los fiscalizadores del Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (Mades) llegaron a la planta de Cateura para hacer las verificaciones y dejaron sentada en el acta de intervención que todo se desarrolló dentro de los parámetros, aun así el pasado lunes, al final de la mañana, otro grupo de inspectores llegó al lugar para hacer una nueva verificación, sin que exista nada nuevo. 

“La situación entre la primera intervención y la segunda no cambió. Sin embargo esta vez los fiscalizadores cuestionaron la disposición de residuos que está autorizada por el mismo Ministerio.  Pareciera que debían encontrar alguna falta. Si a estas alturas todo ya nos parecía raro, todavía nos resultó más sorprendente la “oportuna” nota que remitió el pasado 1 de setiembre el intendente de Villa Hayes, Esteban Ríos, a la Municipalidad de Asunción donde ratifica el rechazo a la instalación del relleno sanitario de nuestra empresa en la zona”, aseguró.

Ante esta situación pidió a las autoridades evitar que se cometan atropellos de este tipo que en nada ayudan a crear un buen clima de negocios y una buena imagen al país. 

“Como siempre hemos hecho, trabajamos y seguiremos trabajando cumpliendo todas las normas, pero no vamos a aceptar que a través de maniobras se intente impedir que sigamos cumpliendo nuestras labores. Somos responsables de decenas de trabajadores que todos los días trabajan incansablemente para llevar el sustento a su mesa. Vamos a recurrir a todas las instancias que sean necesarias para denunciar esta atroz persecución y para defender nuestros derechos”, concluyó el director de Empo.