Connect with us

Suscribirse
editorial_independiente.com_.py_jpg.jpg

Editorial

Vivir de fantasías…

Ya va para una década que se empezó a hablar del Metrobus, un sistema de transporte definido en las grandes capitales con el anglicismo bus rapid transit, integrado con vehículos de gran capacidad y alta tecnología que brindan movilidad urbana de manera rápida y segura, moviéndose por carriles exclusivos con frecuencias fijas y pago automatizado.  De eso se trata.

Cuando iba a decidirse este sistema, alguien metió la mano y lo que era sencillo se complicó. La idea original derivó hacia el denominado “plan de reconversión urbana”, sumando al Metrobus desagües pluviales, cloacales, zanjas técnicas y demás detalles. Fue tal el embrollo que se armó y tan vastos sus efectos colaterales que el resultado está hoy a la vista: una obra faraónica que no llegó a ninguna parte.

En otras latitudes, un Metrobus se lo ejecuta en un par de años, si se lo piensa como un sistema que ordena el transporte de pasajeros… nada más (y nada menos). Pero como en el Paraguay vivimos de fantasías, tuvimos que arruinarlo en su mismo arranque haciendo difícil lo fácil.

Otra fantasía en la que hemos estado perdiendo mucho tiempo es el “tren de cercanía”. Este sí es un auténtico delirio que sólo funciona en los diseños y en las animaciones. Primero fue una especie de tranvía rápido, luego un suburbano al estilo Buenos Aires y últimamente –en un paroxismo de imaginación- un monorriel elevado al estilo del Sentosa Express de Singapur. Aquí, todavía no saben cómo desalojar las 260 familias que han invadido hace años la franja de dominio de FEPASA, en el imaginario trayecto del trencito. De ahí al Sentosa, ¡por favor!  Este enamoramiento con lo imaginario (en realidad, habría que usar otro término) tiene resultados devastadores: derroche de recursos públicos, postergación sin fin de soluciones de fondo al transporte urbano y fiesta completa para los camioneros que siguen acarreando gente al estilo bestia de siempre, facturando sin control. Con un factor añadido: caos en el tránsito en esta “inmensa olla de spaghettis” como definió cierto consultor urbano los itinerarios del transporte público en Asunción.

Para vivir de fantasías hace falta disponer de grandes cantidades de tiempo y dilapidarlo sin consideración alguna.

El problema es que estamos derrochando algo que no tiene reemplazo.

 

derrochando algo que no tiene reemplazo: el tiempo.

Equipo Periodistico
Escrito por

Equipo de Periodistas del Diario El Independiente. Expertos en Historias urbanas. Yeruti Salcedo, Lorena Barreto, Luz González, Jacqueline Torres, Patricia Galeano, Magalí Fleitas, Victor Ortiz, David Chamorro, Mary López, Jhojanni Fiorini, Juan Martínez.

Copyright © 2019 El Independiente | El otro lado de la historia
Desarrollado con mucha garra en

Seguinos
Suscribite al Independiente