Una escapada entre las serranías de Sanber

164

Abelardo de Paula Gomes y Natalia Esquivel supieron convertir un momento difícil y de incertidumbre por la llegada de la pandemia en una oportunidad para generar un cambio positivo y crecer. Ambos son propietarios de la Posada Serranías Lodge, ubicada en la Urbanización Los Árboles de la ciudad de San Bernardino, que ofrece una infinidad de atractivos para pasar un rato de relax total.

Natalia contó que al principio compraron el terreno con la intención de hacer una casita para la familia, pero luego la idea de un negocio fue madurando. Ella hizo cursos de turismo, trabajó en una ONG y tenía impregnadas las ganas de trabajar por los demás, por eso surge la idea de hacer una posada y buscar qué diferente podían ofrecer en la ciudad.

“Hicimos unas casitas de madera a tres metros del piso, así ganábamos el espacio de abajo para que cada una tuviera su propio quincho. La inauguración fue en diciembre del 2019, con la presencia de la ministra de Turismo, trabajamos mucho con la cartera nosotros. Desde ese día hasta marzo no paró el teléfono de sonar, éramos los bebés de Sanber”, recordó la propietaria.

Al principio entraban 5 personas en cada casita que contaba con una cama matrimonial y una litera de dos pisos, además podían colocar colchones terapéuticos. Eran 3 casitas en altura, pero se empezaron a quedar cortos y rechazar clientes. Por esa razón, durante la pandemia cerraron la parte de abajo con ladrillo rojo e inauguraron 3 cabañas más del estilo alpinas normandas, una matrimonial en el segundo piso con un enfriador evaporativo y una litera de dos pisos en planta baja. 

En la entrada tiene un deck de madera, dos sillas y una mesita, en la planta baja hay un baño, una kichenette, un microondas, una heladera de 110 litros, un pequeño desayunador y un sofá individual.

Actualmente, sus habitaciones Chill Out tienen 2 literas de dos pisos, en total son para cuatro 4 personas y están equipadas con ventilador de techo, baño privado, mesada con butacas y una hamaca paraguaya.

Las casitas en altura, que eran para 5 personas, actualmente son suites matrimoniales con opción de agregar un colchón si a algún matrimonio con hijos se le ofrece. Cuentan con baño privado, una kichenette con frigobar, microondas y Split, además de un balcón con dos sillas ahuecadas de madera y una parrilla que puede ser horizontal o la de modelo mbopi.

Cabe resaltar que cada suite fue denominada con el nombre de un ave característica de la zona y también hace alusión a algunas especies que habitan en el predio. El costo de las cuádruples es de G. 150 mil por persona, de la suite matrimonial G.550 mil, incluida con un desayuno muy especial.

“Las dos piscinas de la posada están tratadas con sal gruesa porque el cloro es menos agresivo y el agua se ve súper clara. Estamos del lado opuesto del río, hacía la serranía, más cerca del bosque, y en medio de todo el follaje baja mucho la temperatura. Los dueños y los huéspedes usamos un abriguito y muchas veces nos piden edredones”, dijo Natalia.

Agregó que están alejados del ruido, es un lugar enfocado al descanso, la meditación, escuchar el cantar de las aves, pero también tienen buena música y una barra de tragos a cargo de su hijo mayor que es bartender. 

“En Serranías Lodge podés hacer caminatas, cocinar tu propia carne asada, somos ecofriendly y utilizamos materiales respetuosos con el medio ambiente. Nuestra concepción es el turismo sostenible, lograr un equilibro entre el medio ambiente y la rentabilidad económica, así como generar empleo e ingresos para nuestros pobladores”, acotó.

Explicó que las personas tienen en el chip el pensamiento de que Sanber es una ciudad únicamente de temporada, por ello están abocados junto con otros empresarios en cambiar esa concepción y convertirla en una ciudad visitada en cualquier época del año.

“Con un grupo de posaderos y hoteleros queremos que la ciudad funcione todo el año, es difícil, pero no imposible. Estamos viendo actividades culturales de todo tipo para atraer a las personas”, precisó la propietaria.

Finalmente, explicó que arrancaron con el pie derecho, luego lastimosamente vino la pandemia, pero eso les dio la opción de poder crecer, pues es difícil hacer tales cambios cuando tenés huéspedes. 

“Invito a todos a conocer la posada para relajarse, estar tranquilos, olvidar la tensión. Además es un espacio natural grande, no te vas a cruzar con una persona si no querés y podés resguardar tu salud en la pandemia. También tenemos convenio con Aventura Extrema en algunas actividades y contamos con juegos de mesa reciclados de madera y espejos, como dama y tembleque, para asegurar la mejor diversión”, concluyó Natalia.

Los interesados en  más información pueden contactar al (0982) 329 396 o escribir a serraniaslodge@gmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí