Connect with us

Suscribirse

Champions League

Reparto de puntos en el empate a uno entre Stade Rennes y Krasnodar

Stade Rennes 1 – 1 Krasnodar

Stade Rennes y Krasnodar no se sacaron diferencias en su encuentro por la grupo e – fecha 1, celebrado este martes en el estadio Roazhon Park.

El local comenzó ganando con gol de Serhou Guirassy, de penal, en el minuto 55 de la etapa complementaria, mientras que a través de Cristian Ramírez el visitante igualó el encuentro a los pocos minutos.

La figura del encuentro fue Cristian Ramírez. El volante de Krasnodar se destacó frente a Stade Rennes ya que convirtió 1 gol, dio 11 pases correctos y pateó 2 veces al arco.

Otro de los futbolistas clave en el estadio Roazhon Park fue Serhou Guirassy. El delantero de Stade Rennes convirtió 1 gol, pateó 4 veces al arco ante Krasnodar y dio 14 pases correctos.

Fue un partido con muchas faltas y con numerosas interrupciones. Hubo varios amonestados: Kristoffer Olsson, Hamari Traoré, Eduardo Camavinga, Flavien Tait y Cristian Ramírez.

El entrenador de Stade Rennes, Julien Stéphan, dispuso en campo una formación 4-3-3 con Alfred Gomis en el arco; Hamari Traoré, Damien Da Silva, Naif Aguerd y Dalbert Estevão en la línea defensiva; Benjamin Bourigeaud, Steven NZonzi y Eduardo Camavinga en el medio; y Romain Del Castillo, Serhou Guirassy y Martin Terrier en el ataque.

Por su parte, los conducidos por Artur Olenin se plantaron con una estrategia 4-5-1 con Matvey Safonov bajo los tres palos; Sergei Petrov, Egor Sorokin, Kaio Pantaleão, Yevgeni Chernov en defensa; Kristoffer Olsson, Ígor Smólnikov, Tonny Vilhena, Daniil Utkin y Cristian Ramírez en la mitad de cancha; y Marcus Berg en la delantera.

El árbitro designado para el encuentro fue Anastasios Sidiropoulos.

Stade Rennes visitará a Sevilla en la próxima jornada, mientras que Krasnodar recibirá a Chelsea en el estadio Stadion FC Krasnodar.

Fuente: DataFactory

Copyright © 2020 El Independiente | Libre y Transparente
Desarrollado con mucha garra en

Seguinos
Suscribite al Independiente