Connect with us

Suscribirse
manifestaciones_independiente.com_.py_jpg.

Historias

“Redes no ayudan a manifestaciones”

José Morínigo, sociólogo y politólogo, explica los errores al momento de organizar convocatorias sociales. Además insta al Gobierno a un mayor diálogo con manifestantes.

Ya es de noche. Sales de tu trabajo y estás cansado. Vuelves en un bus parado y apretado con los otros pasajeros. El tránsito es lento debido al tráfico de hora pico. A pesar de ello no irás directo a tu casa. Debes hacer una última parada. Decides quedarte a manifestarte junto a unas 20 a 30 personas que piensan igual a ti. En reclamo de decisiones del gobierno que estás seguro atentan contra los intereses principalmente de los más humildes.

La policía ordena a los automovilistas detenerse. El grito patriótico de “Patria Querida” se acentúa. Banderas paraguayas flameando en lo alto. Y por esos dos minutos que cierran la calle sientes que estás haciendo lo correcto, que estás luchando por un mejor país, aunque te gustaría que más personas estén contigo en ese momento.

Para José Nicolás Morínigo, sociólogo, politólogo, exsenador e hijo dilecto de Asunción, estas manifestaciones se dan de manera aislada y conformada solo por un puñado de personas por diversos motivos. El principal considera que es que se utilizan a las redes sociales como principal recurso para la convocatoria.

“La comunicación que hoy tenemos a través de internet favorece el intercambio pero limita mucho más las posibilidades de organización. Por eso se debe tener mucho cuidado para llamar a una movilización a través de las redes sociales”, mencionó.

El sociólogo expresó que las redes sociales sirven para viralizar el reclamo y sus motivos. Pero para que se dé la acción manifestación, falta la parte intermedia que es la interrelación. “A través de las redes se puede invitar a la conformación de un grupo de personas para reclamar algún derecho o injusticia. Luego hay que hacer las llamadas y visitas correspondientes en persona. Y una vez que estén todos integrados llamar a una movilización grupal. Pero buscar que se produzca ese efecto solo a través del Facebook, Twitter e Instagram es muy difícil”, recomendó.

AUSENCIA DEL DIÁLOGO

En el mes de agosto se han registrado incontables números de manifestaciones en varios puntos del país. Sobre ello, el entrevistado lamentó que el Gobierno no busqué un diálogo con las personas que participan en esas manifestaciones. “El hecho de que se produzca una acción (manifestación) no implica que automáticamente se dé una reacción (caída de una autoridad), ni que eso sea lo correcto. Desde mi punto de vista lo ideal sería el diálogo para una solución.

Mario Abdo Benítez no debe cometer el error de sus antecesores de alejarse y considerar enemigos a estas personas. Debe hacer lo contrario, llamarlos y preguntarle sus inquietudes”, subrayó.

La última gran manifestación

El 31 de Marzo del 2017 se dio una de las principales manifestaciones ciudadanas de los últimos 10 años. En ella cientos de personas acudieron a manifestarse en reclamo del pedido de enmienda constitucional. Cambio que permitiría que Horacio Cartes, presidente en ese momento del país, pueda aspirar a la reelección.

Uno de los hitos de esa manifestación fue el disparo que recibió Édgar Acosta, diputado opositor a la enmienda por parte de un policía. El balín de goma le destrozó parte del rostro.

Acosta señala que la reacción ciudadana se produjo más bien por las imágenes que transmitían los medios tradicionales, que por lo que se pasaba por las redes sociales.

“Creo que las redes sociales son útiles pero aún carecen de fuerza por sí solas para convocar a una gran cantidad de personas”, destacó.

Equipo Periodistico
Escrito por

Equipo de Periodistas del Diario El Independiente. Expertos en Historias urbanas. Yeruti Salcedo, Lorena Barreto, Luz González, Jacqueline Torres, Patricia Galeano, Magalí Fleitas, Victor Ortiz, David Chamorro, Mary López, Jhojanni Fiorini, Juan Martínez, Felipe Dominguez, Fabrizio Meza.

Copyright © 2020 El Independiente | El otro lado de la historia
Desarrollado con mucha garra en

Seguinos
Suscribite al Independiente