martes, enero 31, 2023
26.7 C
Asunción

Racismo de nunca acabar

El fútbol es un deporte en el que la unidad, sincronía y armonía de atletas que al correr tras un balón lo llevan e intentan introducirlo en un arco. Un objetivo al inicio en Inglaterra  de personas con tez blanca, morena y hoy día de cualquier origen, tendencia política, religiosa y hasta sexual.

Ahora es noticia una vez más el racismo, una actitud que va contra el espíritu de unidad y trabajo en equipo. El único responsable de victorias y derrotas que a su vez necesitan de apoyo no solo de los fisioterapeutas, o equipo de personas que asisten a los atletas sino sobre todo del aficionado que  debe tener cuidado con sus formas de ser o comportarse en los estadios que visite.

Vinícius Júnior  un jugador negro del Real Madrid acusa a La Liga de ‘no hacer nada’ por abuso racista. El delantero publicó un  comunicado tras recibir malos tratos en el Valladolid. Este atleta proviene de São Gonçalo, Estado de Río de Janeiro, Brasil. Vinícius publicó una declaración en línea luego de que los videos en las redes sociales mostraran a los fanáticos gritando insultos y arrojándole objetos durante la victoria por 2-0 del Real Madrid. El delantero brasileño pareció haber sido objeto de malos tratos en el Estadio “José Zorrilla”  tras ser sustituido, una actitud que fue tomada por el futbolista cómo una racista e innecesaria a lo que el presidente de La Liga califica de ‘injustas y falsas’ las declaraciones hechas por el moreno brasileño.

Esto  se suma a la extensa lista de futbolistas que salen de este país y juegan en clubes europeos que han sido hostigados de la misma manera y que que deben tomar medidas para proteger la integridad física y psicológica de sus inversiones si desea que rindan bien y sirvan para lo que han sido llevados a sus países y clubes . Estos,  deben tener la apertura, consciencia para dar un buen trato a la persona que corra por y para el club, transpire y se arriesgue muchas veces frente a otros clubes en encuentros de la liga que toque participar. El fair play vuelve a aparecer en el centro de este debate.

Una llamada de atención mas

La Liga  española emitió un comunicado condenando todas las formas de discurso de odio y diciendo que estaba dando seguimiento a los casos de racismo en el partido. El presidente de La Liga , Javier Tebas sin embargo  respondió a Vinícius con un fuerte tuit calificando sus acusaciones de “injustas y falsas”.

Sea cómo sea es fundamental tener armonía, paz y calma dentro de la cancha cómo fuera de ella, lo que significa contar con personas mentalmente equilibradas que hagan un buen trabajo como aficionados o atletas.

Seres humanos que debemos entender que no se gana solo humillando, ofendiendose entre hinchas o estos a los atletas en cualquier continente del mundo. Donde se hallen morenos, blancos u orientales, somos todos de la misma raza humana y cómo tal debemos conocernos, apoyarnos y estimularnos para alcanzar metas que pueden alegrar a mucha gente que es lo que produce o debe producir el fútbol.

Este deporte debe continuar  su tarea de acabar con el racismo para que la afición y los deportistas  se sientan bien y eviten y dejen de humillarse entre ellos. Por el bien del deporte y de todos.

Más del autor