sábado, mayo 25, 2024
13.7 C
Asunción
InicioSin categoríaPrivilegios insostenibles

Privilegios insostenibles

Categoría

Fecha

¿Seguro VIP a burócratas que ganan sueldos de US$ 5.000?

La explicación del presidente del Banco Central del Paraguay respecto a las condiciones bajo las cuales la institución paga un seguro privado a sus funcionarios parece estar llena de burocrática sabiduría. Que si es bianual, por servicio prestado, cancelable según las disponibilidades presupuestarias, etc. Ah, y que los jerarcas no estarán incluidos en el contrato. Bueno, eso ya es algo, sobre todo teniendo en cuenta que el Presidente y los cuatro consejeros perciben un promedio de 45 millones de guaraníes, suficientes como para costearse un seguro propio mejor que cualquiera.

Pero eso no es suficiente. ¿Qué pasa con otros 48 funcionarios de planta permanente que cobran por encima de 30 millones de guaraníes mensuales, unos 5.000 dólares? ¿Y el otro hato de asalariados con sueldos de 20 a 25 millones?

Aquí no se trata de cubrir la atención médica de funcionarios públicos que ganen el mínimo o algo más, servicio que en el sector privado está a cargo del IPS. Estamos hablando de funcionarios que están recibiendo remuneraciones de Primer Mundo que salen de una economía que a duras penas está pudiendo sostener un Estado malgastador.

Se está equivocando el enfoque y creando una casta de jerarcas públicos con privilegios intolerables. El BCP, el BNF o la ANDE no son holdings privados que contratan personal con salario, bono anual, seguro médico y vacaciones. El empresario privado es dueño de invertir su dinero contratando talento humano de la forma que le parezca conveniente para su negocio. Pero las empresas y los entes públicos son patrimonio de los ciudadanos que confían al Estado, y sobre todo al Gobierno de turno, la tarea de cuidarlo y acrecentarlo, no repartirlo como un botín entre un montón de amigotes, familiares y asociados políticos.

El año pasado el Poder Ejecutivo promulgó una farragosa ley que prohíbe compras públicas superfluas, la contratación de parientes, pagar salarios que superen los 37 millones de guaraníes y zarandajas por el estilo. Otra legislación con la que la filibustería de la función pública hace avioncitos. Lo demostramos en los primeros párrafos de este editorial.

Hay una elite de sinvergüenzas que se ha pegado al PGN como una enorme colonia de parásitos, que se ríe de leyes vigentes y se burla de la ciudadanía.

Nada ni nadie es capaz de poner remedio a este desastre.

Ni siquiera hay un intento.

Equipo Periodistico
Equipo Periodistico
Equipo de Periodistas del Diario El Independiente. Expertos en Historias urbanas. Yeruti Salcedo, John Walter Ferrari, Víctor Ortiz.