sábado, mayo 25, 2024
13.7 C
Asunción
InicioSin categoríaPrimera prioridad: Salud Pública

Primera prioridad: Salud Pública

Categoría

Fecha

Hay que sacarla de la zona de beligerancia política

Daremos otra vuelta sobre el tema aún a riesgo de ser insistentes. La clase política debe ponerse de acuerdo, lo antes posible, sobre los asuntos verdaderamente urgentes que deben puestos a salvo de toda beligerancia política, en especial la de tono electoralista coyuntural.

Uno de esos temas es la salud pública y su punto de enlace con la medicina privada, incluidas las empresas de prestaciones prepagas. La pandemia nos ha dejado bien claro que el ilusorio Sistema de Salud del Paraguay debe ser sacado a la luz, examinado en todas sus dimensiones y rediseñado apropiadamente. No ha servido para enfrentar una epidemia. Cuando en marzo estalló la del coronavirus, había disponibles apenas una veintena de UTI con todo el equipamiento necesario, incluido personal especializado. Fue imposible ponerlo a punto en todo este tipo. La crisis nos demostró que no es cuestión de comprar camas de TI, porque ellas solas no resuelven el problema. Se necesita “arroparlas” como dicen en la jerga médica, que va desde médicos hasta personal de mantenimiento.

¿Hay un plan para encarar esta necesidad? Porque tampoco es suficiente proveer suficientes intensivistas sino que se debe atender la provisión de medicinas e insumos, programar su utilización y prever que no falten unidades para la atención de las otras patologías que no van a desaparecer porque se declare una pandemia. ¿Se está examinando el impacto que ha dejado la dedicación exclusiva de UTIs al coronavirus? ¿Se está evaluando la atención que ha recibido la otra epidemia, de menor intensidad, pero no menos virulenta que el dengue? ¿Lo están haciendo, o no? El Consejo Nacional de Educación Superior debe abocarse de inmediato a revisar los programas de formación de médicos así como los de enfermería, profesionales laboratoristas, medicina de imágenes y formación de intensivistas. Se deberá buscar la manera de estimular la carrera de medicina con nuevos parámetros ajustables al impacto de pandemias. No podemos repetir el error de llevar a todo el personal de blanco al borde del agotamiento y la sobreexposición a contagios.

Entendemos la complejidad del problema y por eso mismo debe ser abordado ya mismo, poniéndolo al margen del reñidero político de ocasión. Si el cuidado de la salud no tiene prioridad, ¿Qué otra cosa puede tenerla en la esfera del Estado?

Equipo Periodistico
Equipo Periodistico
Equipo de Periodistas del Diario El Independiente. Expertos en Historias urbanas. Yeruti Salcedo, John Walter Ferrari, Víctor Ortiz.