Connect with us

Suscribirse

Historias

Partidos olvidaron sus raíces dicen analistas

La designación de Pedro Alliana, José Alberto Alderete, Luis Castiglioni y Javier Zacarías Irún como nuevo integrantes de la Comisión directiva de la Asociación Nacional Republicana (ANR), generó cuestionamientos. Esto debido al historial de sospechas de corrupción que pesan sobre los mismos. 

Analistas coincidieron en que hoy por hoy, en los partidos políticos no es prioridad velar por el bienestar social (justamente eje central de su existencia) sino más bien, buscar la obtención de los intereses particulares de los líderes partidarios. 

Uno de ellos es Camilo Filártiga. Para el analista, los partidos en la actualidad no logran representar las necesidades ciudadanas. Siquiera a los que pertenecen a sus propios movimientos. 

“Los partidos se convirtieron en maquinarias que responden a dar espacios de poder. Todo el funcionamiento se reduce a ese hecho. El problema se genera cuando se suprimen otros fines como el debate, formación y otros por el cual incluso el Estado les paga”, explicó. 

Filártiga señaló también que esto no se veía en las décadas de los 80’. Es decir, fue un empobrecimiento de la manera de hacer política en el país desde hace años hasta la actualidad. 

“Mi percepción es que se ha deteriorado el nivel porque de alguna manera, la política en sí misma se ha deteriorado. Los objetivos de las luchas en las décadas de los 80’ y 90’ eran otras de los líderes partidarios”, rememoró. 

El analista vaticinó que si bien desconoce cuál será el final de este empobrecimiento de la manera de hacer política, lo que sí se sabe es que la democracia perderá calidad con el correr de los años si esto sigue así. 

PARTIDOS “CÁRTEL”

Isaac Buergo, politólogo, señaló por su parte que en nuestro país se está llegando a lo que se conoce como “Partidos cártel”. Es decir, movimientos políticos que renunciaron a los recursos financieros legítimos y al respeto a las ideologías con el fin de tener más posibilidades de llegar al poder. 

“En Paraguay, los partidos están cada vez están más alejados de la ciudadanía. Existe poca diferencia ideológica entre ellos y, por sobre todas las cosas, el único objetivo de la disputa electoral, que siempre es muy intensa, es la obtención del aparato estatal para sus intereses particulares”, explicó.

PRINCIPIOS

Por su parte, Marcos Pérez, también politólogo, explicó que si bien los partidos reflejan principalmente los intereses de sus integrantes, tampoco deben obviar ciertos principios fundamentales cuando están en el poder. 

“Los partidos no deben anteponer los intereses personales a los nacionales como la defensa del patrimonio ante el extranjero, la promoción de una sociedad más justa y equitativa, el manejo adecuado de los recursos y más. Hechos, que sin embargo, son realidad en la actualidad”, cuestionó.

PROBLEMA

Sara Mabel Villalba, politóloga, señaló por su parte que los partidos al no responder a los intereses de la ciudadanía desembocan en un problema para la democracia. 

“Los partidos son intermediarios entre la ciudadanía y el Gobierno. Es un déficit regional no solo del país la falta de esta representación. Las nucleaciones solo responden a las élites. Esto desemboca en un distanciamiento entre la ciudadanía y el Estado que a su vez generan crisis y manifestaciones”, explicó.  

 

Decisiones “arbitrarias” del Partido Colorado

La suspensión de las elecciones de la Junta Directiva por dos años, como la elección de los integrantes provisorios mediante un acuerdo de los dos movimientos más importantes (pero no lo únicos), fue cuestionado también por parte del coloradismo independientes a Añeteté y Honor Colorado.

Isaac Buergo, explica sobre el punto, que en la política actual, existe una rama independiente a la tradicional. Esta rama es la “modernista”. Es decir, una corriente política basada en la fortaleza económica de un líder quien establece los ideales a seguir. 

“La falta de democracia y las decisiones arbitrarias siempre ocurrieron en el Partido Colorado. La importancia del dinero en las prebendas. No es una cuestión actual, exclusiva de Horacio Cartes. Lo que pasa es que el exmandatario tiene un caudal mayor de dinero que acentúa el hecho y por eso toma mayor notoriedad”, manifestó. 

Marcos Pérez, señaló por su parte que la ANR siempre fue una nucleación política donde gente con mucho dinero quería tomar decisiones. Sin embargo estas eran frenadas o limitadas por las personas que estaban en el poder como contrapeso.

“La ‘billetera vs. la lapicera’. Siempre fue así en el Coloradismo. Siempre hubo un balance. Sin embargo. Ahora se observa a una billetera que pesa más que la lapicera y eso genera que existan estas decisiones arbitrarias”, explicó. 

Con respecto a las equivocaciones que Mario Abdo realizó para llegar a esta situación, el analista señaló desconocer el motivo exacto. Pero sí resaltó que el actual presidente de la República, es el mandatario que más experiencia política poseía de sus antecesores, sin embargo, lo manejó peor que los otros presidentes. 

“Wasmosy, Cubas Grau y Cartes llegando al poder siendo un outsider (políticamente desconocido). Nicanor fue ministro antes, tampoco tenía mucha experiencia. Mario Abdo fue senador y por ende el de mayor experiencia previa. A pesar de ello, no lo supo manejar”, explicó. 

FINANCIAMIENTO

Sara Villalba explicó que la única forma que el partido Colorado recupere la democracia es que exista un mayor control del financiamiento político.

“Cuando los movimientos no están sujetos a un control hacen dudar de la democracia interna que poseen. La alteración de la democracia interna desemboca en la alteración de la democracia externa. Y esto es grave ya que la ANR es el partido de Gobierno”, señaló. 

ÓSCAR TUMA

Óscar Tuma, exdiputado del Partido Colorado (ANR), era uno de los integrantes de la Junta de Gobierno, pero le pidieron renunciar para que los principales movimientos designan bajo un consenso a los nuevos dirigentes. 

El político señaló que él no renunció a nada. Que su salida fue para reforzar la alianza entre ambos bandos por el bien del país. 

“Esto generará una mejor administración. No me siento excluido. Me han consultado si quería dejar el cargo de la Junta directiva. Ojalá que esto sirva para reforzar la gestión”, explicó. 

Camilo Filártiga, politólogo.

Camilo Filártiga, politólogo.

Isaac Almirón, politólogo.

Isaac Buergo, politólogo.

Marcos Pérez, politólogo.

Marcos Pérez, politólogo.

Sara Mabel Villalba, politóloga.

Sara Mabel Villalba, politóloga.

Victor Ortíz
Escrito por

Fanático de la albirroja y del Sportivo Luqueño. Me gusta la literatura, los perros, ir al cine, hacer deportes, sacar fotos y cocinar a la parrilla.

Copyright © 2020 El Independiente | Libre y Transparente
Desarrollado con mucha garra en

Seguinos
Suscribite al Independiente