spot_imgspot_img
EL CANDIDATO
jueves, junio 24, 2021
19.7 C
Asunción
InicioActualidadPolíticaNueva Ley de Vacunas, un peligro para la transparencia

Nueva Ley de Vacunas, un peligro para la transparencia

Categoría

Fecha

El abogado y activista Ezequiel Santagada, director ejecutivo del Instituto de Derecho y Economía Ambiental (IDEA), en entrevista con Radio Libre 1200 am, se refirió acerca de los procesos de compra de vacunas y los secretos de los negocios entre las autoridades gubernamentales y las grandes corporaciones farmacéuticas del mundo.

El activista explicó que el secretismo forma parte del pedido de las mismas farmacéuticas, y que en Paraguay se tuvo que modificar la Ley Nacional de Vacunas para poder, primer negociar de manera directa por fuera del Fondo Rotatorio de la OPS/OMS (Organización Panamericana de la Salud / Organización Mundial de la Salud), sino que además tener acuerdos de confidencialidad.

“La Ley para compra de vacunas es una ley que ha establecido el secreto bajo 200 llaves y ni siquiera con limitaciones de índole temporal, como en cualquier país del mundo”, refirió Santagada.

Ahora, en el mismo contexto explicó que “el argumento de las grandes farmacéuticas, publicado en la BBC, es que piden que sean secretos los contratos para que no se sepa a cuánto le venden a cada país y le puedan vender caro a los países ricos y con eso, supuestamente, van a hacer justicia corporativa con los países más desfavorecidos”.

El argumento que utilizan las farmacéuticas parece un chiste, pero es el argumento que usan, y como no queda de otra, indicó Santagada, países como Paraguay que no producen vacunas deben de aceptar los términos de las corporaciones farmacéuticas.

Aunque en ese punto, reflexionó que si bien es entendible que los países acepten establecer contratos confidenciales, criticó la falta de dignidad de algunos, como el nuestro, que no han puesto un límite temporal al secretismo.

“Acá no hay límite temporal para los contratos. Acá es per saecula saeculorum (por los siglos de los siglos), inclusive se le establece a la Contraloría que cuando analice (los contratos) no va a poder divulgarlos, tampoco el Congreso. Es el secreto más absoluto que se haya establecido”, aseveró el activista.

ESPERAR ÚNICAMENTE
Ezequiel Santaga también indicó que se analizó en varios foros si se accionaba contra esta ley de secretismo de vacunas o no, pero se prefirió esperar, porque hoy la prioridad es que lleguen las vacunas.

“Los hemos evaluado, analizamos si presentamos una acción de inconstitucionalidad y ponemos en riesgo la provisión de vacunas, o esa acción se presenta una vez que tengamos a la población vacunada. Creo que ese va a terminar siendo el camino, pero va ser otra batalla más que hay que dar”, aseguró el director de IDEA.

Hoy Paraguay cerró tres contratos para compra de vacunas por fuera del Mecanismo Covax de la OPS/OMS, y para el efecto se tuvo que modificar la Ley y permitir cláusulas o acuerdos o confidencialidad en los contratos de adquisición de las dosis contra el COVID-19.

El Gobierno de Mari Abdo ya cerró contratos para comprar vacunas Sputnik V de Rusia, Covaxin de India y Sinopharm de Emiratos Árabes Unidos.

UNA PELEA MÁS
El director de IDEA reconoció la importancia de la Ley Nº 5189  “que establece la obligatoriedad de la provisión de informaciones en el uso de los recursos públicos sobre remuneraciones y otras retribuciones asignadas al servidor público de la República del Paraguay” y de la Ley Nº 5282 de “Libre Acceso Ciudadano a la Información Pública y Transparencia Gubernamental”.

Recordó que fue un proceso de lucha constante y que hoy permite a la ciudadanía, a las organizaciones de la sociedad civil y a trabajadores de prensa ejercer un control sobre las instituciones gubernamentales. De hecho, comentó que desde la entrada en vigencia de las mencionadas normativas ya se procesaron 40.000 solicitudes, lo que deja un promedio de 20 pedidos por día, incluyendo sábados, domingos y feriados.

Sin embargo, vio con preocupación que el secretismo hecho ley para la compra de vacunas genere un retroceso, y se tenga que volver a accionar judicialmente para pedir transparencia a los actores políticos.

“De los intentos de regresión, la Ley de Compra de Vacunas me parece que es el más peligroso de todos, no sea cosa que por proceso de imitación empiecen a encontrar todo tipo de excepciones nos obliguen a litigar”, remarcó el activista.