martes, enero 31, 2023
24.7 C
Asunción

Mujeres, hongos y libertad

 

El ser mujer implica pelear casi siempre desde el acceso a la educación, empleo y el tener que soportar discriminación por los hombres que no entedemos su importancia para nuestra vida y como hacer para integrar su capacidad, talento y fuerza en los trabajos diarios. El objetivo debe ser  que  juntos podamos  remar  la barca de la vida en la que viajamos hombres, mujeres, niños y jóvenes hacia un mejor destino para todos.

Algunas mujeres rurales podrían encontrar una manera de superar los desafíos que plantean la crisis climática, la desigualdad y el conflicto cultivando hongos como en el antiguo estado marxista de Benín en África. 

El planeta sigue siendo nuestra casa y en la misma los géneros no se acaban, sino perduran y deben conocerse bien para así hacer el viaje de la vida feliz y cómodo. Condiciones  que no son las que existen en Benin para las mujeres, que han tenido que sufrir discriminacion y separación de las actividades laborales por el solo hecho de ser mujeres.

Muchas no solo sobreviven al conflicto social sino también  a la crisis climática. Y es aquí donde aparecen los hongos  porque se pueden cultivar durante todo el año, en jardines traseros, en estantes apilados verticalmente, en lugar de esperar a las abundantes naturalmente en la temporada de lluvias. Por esto Lyvia Fadeyi es micóloga, estudia hongos, y está enseñando a las mujeres del pueblo de Yaoui cómo aprovechar mejor el valor económico de este cultivo tan extraño.

Un nuevo rubro emergente

Los hongos  pueden ser cultivados y posteriormente cosechados para hacer que las divisas entren al país por la exportación del cultivo ya sea para la gastronomía, la medicina u otros fines.

Benin es un Estado de África occidental , que se llamó Dahomey hasta 1975. Tiene límites: al Norte con Burkina Faso y Níger; al Este con Nigeria; al Sur con el golfo de Guinea, y al Oeste con Togo.

Esta oportunidad humana que se presenta a las beninesas con el objetivo de que puedan ayudar objetivamente a su país y su existencia en un país que no acompaña ni motiva al género rumbo a su autonomía, independencia y libertad. Condiciones y estados que nos permiten crear, diseñar y compartir en paz nuestras ideas y reflexiones sin que nadie nos bloquee o detenga la coyuntura que otorga existir en libertad en una organización o país cómo Benin que estuvo bajo una dictadura bajo el gobierno de Mathieu Kérékou. Es una oportunidad para las africanas de esa Nación en un área hasta ese momento desconocida.

Personas que son parte de un género valiente, emprendedor y creativo, de quienes todas y todos podemos aprender códigos que nos sirvan para enfrentar la vida de manera independiente, con coraje e inventivo así cómo imagino que ya se está dando en Benín con los hongos que ahora están en las manos de las mujeres.

Más del autor