spot_imgspot_img
EL CANDIDATO
jueves, septiembre 23, 2021
23.7 C
Asunción

Memoria

Ayer, hoy y mañana, pasado presente y futuro son momentos que van perdiendo sus significados  porque no tenemos muchas veces dimensión de lo que significan para nuestras vidas. Es bueno saber lo que fue y lo que vivimos para dimensionar destinos nuevos subyugantes. Lo que  hacemos o cómo somos habla del valor que damos a nuestra  propia historia y al tiempo que nos toca vivir en colectivo.

Debemos rescatar esos valores en conversaciones más profundas sobre nuestra realidad para compararla con la que han vivido personas mayores a nosotros. Integrar a ese vínculo a generaciones que han tenido vivencias en apariencias distintas a las nuestras pero que en realidad son bastante parecidas cuando las miramos de forma transversal. No hemos vivido muchos de nosotros la experiencia política autoritaria pero tal vez vivamos en una sociedad verticalista o consumista que produce similares angustias y miedos.

Lo que me llama la atención de este  diálogo consiste es que de a poco van disminuyendo los miembros  familiares sin haber tenido la oportunidad en construir vínculos que sean valederos para entender y entendernos.

Hoy nuestros retos generacionales a nivel global pasan por  la empleabilidad, la consolidación familiar, el ahorro y las distracciones.

La memoria es la capacidad de relacionar hechos, vivencias y circunstancias para entender mejor nuestro presente y para otear un mejor futuro. Nos toca vincularnos en estos tiempos tan efímeros para darle consistencia y sentido. Cuesta pero vale la pena intentarlo con el cercano y mayor en la familia.

Más del autor