spot_imgspot_img
EL CANDIDATO
viernes, septiembre 24, 2021
27.7 C
Asunción
InicioActualidadPolíticaLiberado comentó que secuestradores manejaban tecnología en campamento

Liberado comentó que secuestradores manejaban tecnología en campamento

Categoría

Fecha

En la noche del miércoles último se dio la gran noticia que Juan Carlos Olmedo (46), más conocido como “Juanchi”, fue liberado por la banda de delincuentes que lo secuestró el lunes último tras interceptarlo en la estancia Pindoty, que se encuentra ubicado en el distrito de Tacuatí, departamento de San Pedro.

Su liberación se dio ya en la zona de Paso Itá, departamento de Concepción, a no más de 10 kilómetros en línea recta del punto del secuestro, luego de haber caminado todo el tiempo por el monte y con los ojos vendados, informaron fuentes.

Juanchi tras su liberación buscó ayuda, llamó a sus familiares que fueron a buscarlo y lo llevaron de regreso a su vivienda, que se encuentra en el asentamiento Tacuatí Poty.

La hermana de Juanchi, Altagracia Olmedo, mencionó que vio a su hermano en buen estado, aunque sí dijo que estaba muy flaco, pero que no tenía hambre.

Tras ser arropado por su familia, la víctima del secuestro emitió un mensaje de agradecimiento a todos por estar pendiente de su situación.

“Quiero agradecer a las personas que nos apoyaron en todo momento durante mi secuestro. No tengo palabras para agradecer todo el apoyo a mi familia, gracias a mis compañeros de trabajo, no tengo palabras. Gracias a Dios ya estamos todos juntos, muchísimas gracias”, dijo Juanchi en un mensaje grabado.

LIBERACIÓN

El hermano de la víctima, Porfirio Olmedo, comentó que conversó con los secuestrados tratando de establecer una negociación para la liberación de Juanchi, sin embargo al informarles que no tenían dinero.

“200 mil dólares nos pidieron por el rescate, pero con ellos no se podía negociar porque no te dejaban hablar. Les dije que conseguimos 50 mil dólares y me dijo “Entonces ustedes no tienen nada de plata”, y después me cortaron”, comentó el hermano.

Por su parte, el agente fiscal Antisecuestro, Arnaldo Argüello, manifestó que los secuestradores pudieron haberse sentido presionados por parte del grupo de investigación, y que por eso se dio la liberación.

Ese fue el mismo mensaje que dio su colega, Federico Delfino en redes sociales. “Víctima de secuestro liberada sin pago de rescate. La presión interagencial ejercida dio sus resultados”, tuiteó el fiscal Delfino, destacando la labor de la Fiscalía, el Departamento Antisecuestro de la Policía y el Comando de Operaciones de Defensa Interna (CODI).

Así mismo, la Policía Nacional, a través de un comunicado, destacó que la liberación se dio como resultado de un trabajo coordinado.

“Se destaca la tarea desplegada por el personal de la Policía Nacional, que estuvo abocado a las investigaciones del caso, tras lo cual suponemos que los secuestradores, al verse acorralados y al sospechar su inminente aprehensión, no tuvieron otra que liberar al hombre”, dice el mensaje.

DETALLES DEL PLAGIO

Porfirio habló con los medios de comunicación y comentó detalles del secuestro, partiendo en primer lugar en señalar los autores del hecho serían miembros de la banda terrorista Agrupación Campesina Armada – Ejército del Pueblo (ACA-EP), ya que su hermano le comentó que los uniformes de los hombres armados tenían esa inscripción.

Sobre cómo fue el plagio, comentó que su hermano fue interceptado por unos tres hombres armados y vestidos con uniforme camuflado tipo militar a bordo de una camioneta que lucía como nueva. Lo alzaron en el vehículo, le vendaron los ojos y luego bajaron y empezaron a caminar por el monte.

Mencionó que al bajar los delincuentes le dieron una ropa nueva a Juanchi, y su ropa original la puso en un bolso y le dieron. La instrucción fue que si había un enfrentamiento con las fuerzas públicas, que corra y que se cambie de nuevo de atuendo. “En todo momento tenía en su mano el bolso”, indicó.

Durante las largas caminatas que duraron tres días, Juanchi tenía prohibido levantar la vista, estuvo en todo momento bajo amenaza aunque no lo golpearon, y lo mantuvieron alimentado en base a comida enlatada.

“Siempre estuvo en el bosque, lo trataron bien y cada una hora le daban agua para tomar, comían cosas enlatadas, salame, y todo el tiempo caminaron”, aseveró Porfirio.

PREPARADOS

Por último, otro de los detalles importantes que reveló el hermano del secuestrado es que la banda de secuestradores son paraguayos, porque en todo momento hablaba en guaraní y no utilizaban el “jopara” para comunicarse entre ellos.

Además dijo que dentro de la organización había un hombre encargado de las comunicaciones, que manejaba una computadora portátil, teléfonos celulares, y que incluso Juanchi escuchó que tenían “batería seca” para poder mantener la carga de los aparatos electrónicos.

Por último, indicó que seguramente su hermano tiene más cosas que contar, y de hecho el comisario Nimio Cardozo, jefe de Antisecuestro de la Policía, mencionó que aguardan una entrevista con la víctima para poder obtener más detalles.

No se aventuró a confirmar o descartar la participación de la ACA-EP, ya pues las informaciones que tienen son difusas, aunque tienen ya unas hipótesis importantes para ir avanzado en el esclarecimiento.