viernes, junio 21, 2024
28.1 C
Asunción
InicioSin categoríaLa naturaleza clamando auxilio

La naturaleza clamando auxilio

Categoría

Fecha

 

A lo largo de la historia Para­guay atravesó por fenóme­nos cíclicos, el niño, la niña, tempestades, pero probablemente este haya sido su peor año. Con inundaciones desgarra­doras pasando luego a sequías extremas e in­cendios forestales que incluso llegaron a la ca­pital del país.

José Luis Cartes, director de Guyra Paraguay indi­có que el 2019 se caracte­rizó principalmente por ser un año de extremos, donde se alcanzaron los récords de inundación y de sequía. Esta última contribuyó junto a la temperatura y los vien­tos a propagar los in­cendios forestales nunca antes vistos en el norte del Chaco.

“La guinda del 2019 fue la conferencia de Cam­bio Climático con resul­tados decepcionantes, donde los países que más contaminan no asumen esa responsabilidad y no quisieron aumentar los compromisos de re­ducción de emisiones de gases de efecto inverna­dero”, lamentó.

INCENDIOS FORESTALES

Múltiples bosques fueron consumidos en este año. Más de 300.000 hectáreas de suelo fueron afectadas por las llamas en el Cha­co, la zona del Pantanal, Chovoreca, Bahía Negra y el Parque Nacional Río Negro. También se die­ron siniestros de grandes magnitudes en la región Oriental como Guairá, Encarnación, Amambay. En las fechas críticas, solo en un día se reportaron cerca de 3.000 fotos de incendios en todo el país.

Otro punto crítico se dio con el incendio del Parque Guazú Metropo­litano, que afectó alre­dedor de 23 hectáreas de bosque, uno de los pocos pulmones de la capital.

INUNDACIONES

Por otro lado, a inicio del año la crecida del río obligó a más de 60.000 familias a ser desplazadas de sus hogares en la ribe­ra. El río Paraguay llegó a su punto más elevado de 7,58 metros, cerca de los ocho metros que es el desastre.

Así también, los poblado­res de Pilar vivieron es­tragos durante los meses de mayo y junio en el que el río alcanzó más de 8 metros. Numerosas fami­lias perdieron la pacien­cia por la asistencia que no llegaba. Si bien, Pilar es una zona conocida por sus cíclicas inundaciones, este año se vieron sobre­pasados con el agua.

SEQUÍAS

Después de la tormenta viene la calma señala un dicho, pero la sequía arrasó tanto en el río Paraguay. De estar a casi ocho metros llegó a medir 1,28. Aunque actualmente el río está recuperándose poco a poco con centímetros significativos, fue un año con bastantes vaivenes. El río Paraná tampoco estuvo ajeno a la bajan­te, con uno de los peores caudales registrados en 60 años.

LAGO YPACARAÍ

El lago Ypacaraí no quedó excluido de los fenóme­nos climatológico, Celso Velázquez, hidrogeólogo explicó que la bajante del lago está por unos 60 e incluso 100 metros aleja­do de lo que era su costa habitual en las ciudades del perilago. Esto está afectando gravemente a los residentes que viven del turismo, la playa y la pesca de supervivencia, remarcó.

“La gente está sintien­do mucho eso, incluso los canoeros que hacen turismo paisajístico no pueden ingresar porque el agua está a máximo 50 cm”, refirió.

Si bien, comentó que esto es cíclico, fundamental­mente influye el cambio climático y la falta de un desarrollo sustentable en el país.

DEFORESTACIÓN

Uno de los eternos pro­blemas ambientales que padece el país probable­mente sea la tala indis­criminada de madera. Según datos de Instituto de Derecho y Economía Ambiental (IDEA) al año, cerca de 40.000 hec­táreas de bosque se defo­restan en el Chaco.

La región Oriental tam­bién está siendo depre­dada con desmontes ilegales registrados prin­cipalmente San Pedro, Canindeyú, Amambay y Concepción, según el Instituto Forestal Nacio­nal (Infona).

Pese a existir leyes sobre la deforestación, es un mal que sigue avanzan­do. “La explotación exce­siva de la parte forestal, el cambio del uso del suelo aun cuando tenemos leyes ambientales que impiden eso, supuesta­mente, pero seguimos en el ritmo de la impunidad y la falta de respeto las le­yes ambientales”, sostuvo Velázquez.

Por último, Cartes resca­tó lo positivo de este año que fue la una reacción y organización de varias campañas de limpieza y de atención al tema “ba­sura” que está creciendo con el apoyo de varias instituciones, grupos or­ganizados y redes socia­les.

 

 

 “La explotación excesiva de la parte forestal, el cambio del uso del suelo aun cuando tenemos leyes ambientales que impiden eso, supuestamente, pero seguimos en el ritmo de la impunidad y la falta de respeto las leyes ambientales”.

CELSO VELÁZQUEZ.

HIDROGEÓLOGO.

 

 La guinda del 2019 fue la conferencia de Cambio Climático con resultados decepcionantes.

JOSÉ LUIS CARTES

DIRECTOR DE GUYRA PARAGUAY

Equipo Periodistico
Equipo Periodistico
Equipo de Periodistas del Diario El Independiente. Expertos en Historias urbanas. Yeruti Salcedo, John Walter Ferrari, Víctor Ortiz.