spot_imgspot_img
EL CANDIDATO
martes, mayo 11, 2021
15.8 C
Asunción
InicioActualidadLa insostenibilidad de la cuarentena en Latinoamérica

La insostenibilidad de la cuarentena en Latinoamérica

Categoría

Fecha

Doctor en Historia de la Universidad Católica Andrés Bello

@Nahem_Vzla

A esta altura de la crisis generada por el virus chino vale preguntarse ¿que debe primar la vida o la economía? la respuesta parece obvia, la vida. No obstante, la economía es la vía legal para que las personas generen los fondos con los cuales sustentarse a sí mismos como sus familias. Más aún, en las sociedades latinoamericanas donde al menos un tercio de sus poblaciones se encuentran en la informalidad, además más de 200 millones de personas viven con menos de 1 $/US al día, entonces aquí es donde se complica el debate dado que ésta es una población fundamentalmente pobre, por ende, sin ahorros y sin capacidad para poder permanecer inactivos en sus casas por periodos prolongados, caso contrario caerán al borde de la inanición.

Esto obliga a un imperioso replanteamiento de la gestión de la pandemia de la SARS-CO-V2, que en algunos países llega casi a la implantación de verdaderos estados policiacos donde le conculcan las libertades a la ciudadanía, a extremos que ni a caminar por el barrio las personas pueden o lo que es peor, a pequeños comerciantes se les ha judicializado, sólo por intentar trabajar honestamente, ¡que absurdo! 

Lo que han hecho los gobiernos latinoamericanos al mejor estilo del Medioevo en tiempos de la peste bubónica, ha sido encerrar masiva e indefinidamente a su población, medida ciertamente fácil, pero a la vez la más torpe, pues, no resuelve el problema de fondo y conduce directamente a sus ya menguadas economías a la más absoluta postración. En términos epidemiológicos, existen experiencias diferentes y exitosas como las de Hong Kong, Taiwán, Sur Corea, Singapur, incluso Suecia y República Checa cuya estrategia ha estribado fundamentalmente en el testeo rápido y masivo, aislamiento selectivo, combinado con el uso del tapabocas para todos, distanciamiento social y extremar las medidas de higiene, manteniendo sus economías en pleno movimiento.

De vuelta a la problemática, la pandemia del virus chino sólo se controlará toda vez exista la vacuna, si es que se logra, pues, hay virus como el ébola con un 90% de letalidad y cuya vacuna aún no existe o el mismo SIDA. Por tanto, el escenario más optimista es que para el 2022 tal vez se inicie la vacunación de la población. Durante esa frenética y acelerada carrera para desarrollar la vacuna, la economía de USA pierde semanalmente 1.000.000 de empleos, China sufrirá una ligera contracción de su PIB y países como Francia ya anunciaron que tendrán la peor crisis económica de sus últimos 40 años, misma situación España e Italia. En crudo, la recesión de la economía mundial será tan igual o peor al macro-crack de 1929, con lo cual Latinoamérica sufrirá los duros embates de caídas brutales de los precios de sus commodities y volumen de exportaciones.

Para cerrar, ante el catastrófico e inminente escenario lo más sano e inteligente que deben hacer los gobiernos latinoamericanos es levantar inmediatamente el confinamiento, reactivando sus economías de modo que minimicen el impacto de la gran recesión.

Artículo anteriorLa ex senadora Bajac
Artículo siguienteLa revolución ética