domingo, julio 21, 2024
22.3 C
Asunción

La estafa de las vacunas

La crisis y el descontento tienen otro foco tras la explosión de casos de covid19. Como solución rápida se pone a las vacunas como herramienta, pero la realidad del país nos muestra de que esta es la opción más lenta.

La estafa de las vacunas habla de un esquema internacional que terminó por decepcionar por demás a Paraguay, con una pobre gestión diplomática de organismos internacionales con respecto a países de primer mundo. La falta de liderazgo de la propia OMS terminó afectando a países en emergencia y sin recursos, como lo es nuestro caso, y las consecuencias son terribles.

La estrategia de respuesta a nivel local también genera ansiedad, con declaraciones con secretismos y sin muchos datos nuevos sobre fechas, plazos y cantidades próximas a venir. Un país agotado, con recursos médicos limitados y con una segunda ola explosiva tiene un elemento agravante con la falta de datos certeros. Para zanjar la crisis del entendimiento, la ciudadanía necesita información clara, veraz, confiable y actualizada sobre qué gestiones se están haciendo para obtener las vacunas. Las cláusulas de confidencialidad establecidas y repetidas en la administración de Mazzoleni terminan por cansar a la población, que ahora exige respuestas claras y datos más concretos sobre el estado de las compras.

En lugar de generar falsas expectativas, lo que termina generando la estrategia actual es más incertidumbre que esperanza por la llegada de las dosis. Paraguay debe marcar postura y presentar una queja formal ante el descontento por la inoperancia del contrato más grande que contrajo nuestro país.

Acelerar los procesos y lograr la llegada de las vacunas tendría efectos de recuperación económica más rápidos y lo más importante, un impacto menor de la pandemia en salud.

Juan Cáceres Troche
Juan Cáceres Troche
Desde la Platea

Más del autor

Tapa del 21/07/2024

Se coronó a la nueva Miss Expo 2024

Lava jato y la corrupción

Venezuela se sacude