spot_imgspot_img
jueves, diciembre 2, 2021
19.7 C
Asunción

La corrupción que mata

Hay una conclusión lamentable en este tiempo de pandemia: la escasa voluntad de luchar contra la corrupción, la pequeña, la mediana, la grande. A más de un año del arribo de los insumos chinos, que constituyó el primer balde de agua fría de algo que ya se preveía tendría ese final, podemos decir que no han habido sancionados como debieran. 

No ha sido responsable para nada el ex ministro Mazzoleni y todo su equipo administrativo, cuando él mismo reconoció que le habían visitado dos personas de alto rango de la administración de Abdo para pedirle que favorezca a empresas que se estaban presentando a licitaciones públicas. 

Su propia madrastra se encargó de construir un hospital de contingencia durante ese tiempo, lo que demuestra que no existe deseo, voluntad, compromiso de luchar contra la corrupción.

Cuando se toleran las pequeñas cosas, se terminan también tornándose absolutamente naturales las grandes. Ahora, el encargado de la distribución de medicamentos del Ministerio de Salud, León, dice que no se puede luchar contra la cuestión de la corrupción de medicamentos en hospitales públicos. 

Si tuviera la capacidad de observar y de mirar en otros países como lo hicieron y cómo son eficientes, podría por lo menos intentarlo, aprender de esas experiencias y en función de eso, en tiempos de pandemia, dejar un legado trascendente diciendo hemos cambiado la ecuación con respecto a este tema corrupto que ha significado la pérdida de vidas humanas.

Si eso no se hace, seguiremos concluyendo en algo lamentable. La corrupción mata en el Paraguay. 

Benjamín Fernández Bogado
Benjamín Fernández Bogadohttps://benjaminfernandezbogado.wordpress.com/
Doctor en derecho, periodista y profesor universitario. Ha realizado estudios de post grado en las Universidades de Navarra (España), Oxford (UK) Minnesota, Syracuse y Harvard de los EEUU. De esta última ha sido Visiting Scholar en el 2008.

Más del autor