jueves, julio 25, 2024
17.7 C
Asunción

Indocumentados singulares

En el tiempo que tiene cualquier gobierno existen proyectos, leyes y emprendimientos que llaman la atención, quizá porque parezcan tarde que se hayan realizado para algunas personas o no se hayan hecho bien pensando en el futuro de las personas beneficiadas o afectadas por lo que determine el gobierno.

Ahora resulta que el gobierno de Joe Biden en EEUU  brinda protección legal a cónyuges indocumentados de ciudadanos estadounidenses.La nueva política es una de las acciones más importantes para proteger a los inmigrantes en años. Afecta a unas 500.000 personas que viven en Estados Unidos desde hace más de una década.

El actual presidente estadounidense que busca su reelección en noviembre  anunció nuevas protecciones radicales para cientos de miles de inmigrantes que han estado viviendo en Estados Unidos ilegalmente durante años pero que están casados ​​con ciudadanos estadounidenses. Para volverlos en ciudadanos legales en un país que tiene este dilema con muchas personas que desde hace tiempo se deben ingeniar para no ser detectadas o “pilladas” por la “migra” y terminar deportados a sus países de origen, dejando quizá toda su vida ya construida en los EE.UU.

Buscando votos

Según la nueva política, unos 500.000 cónyuges indocumentados estarán protegidos de la deportación y se les dará un camino hacia la ciudadanía y la capacidad de trabajar legalmente en los Estados Unidos. Es una de las acciones presidenciales más amplias para proteger a los inmigrantes en más de una década.

Esta medida del presidente quizá sea vista como una maquinación en los sus tiempos de campaña proselitista previo a las elecciones previstas para noviembre de este año, mes en el que se enfrenta a Donald Trump que desde el partido republicano se vuelve a presentar cómo opción para el ciudadano estadounidense, que tiene el deber de elegir bien hoy para tener un buen, estable y seguro mañana.

Seguirán existiendo los indocumentados en sus barrios, trabajo, universidades y donde se congreguen con otras personas. Hasta ahora por la decisión del octogenario que muchos coinciden se encuentra en malos estados físico y mental para continuar la seria responsabilidad de administrar no solo su vida sino un país de 9.826.675 Km² y 333,3 millones de personas de las que se estima que 11 millones de personas son indocumentadas.

Ahora los Estados Unidos permitirá que los matrimonios con un cónyuge indocumentado puedan ajustar su estatus o legalizar su situación sin necesidad de que regrese a su país de origen para presentar una petición. Lo que significaría un ahorro y comodidad para la persona identificada cómo ilegal en la “casa del libre y tierra de valientes”.

El programa beneficiaría a aquellos cónyuges que llegaron al país norteamericano antes del 17 de junio de 2014 auienes, además de estar legalmente casados con un ciudadano estadounidense, no deben representar una amenaza para Estados Unidos y cumplir con todos los trámites que serán publicados en fecha próxima en el Registro Federal.

En Estados Unidos viven alrededormente, según publica la ONU, 50.632.836 de inmigrantes, lo que supone un 15,29% de la población de Estados Unidos. La inmigración femenina es superior a la masculina, con 26.153.840 mujeres, lo que supone el 51.65% del total de inmigrantes, frente a los 24.478.996 de inmigrantes varones.

Los resultados de lo que Biden ha iniciado este mes lo veremos en noviembre y mucho más en el tiempo que sigan las relaciones entre estadounidenses y extranjeros. Algo que a su reciente pdte Donald Trump no pareció gustar mucho por lo que quiso hacer en la frontera con Mexico y su fracasado proyecto de construir un muro entre los países que han estado uno del lado del otro desde hace mucho tiempo.

Más del autor