EL CANDIDATO
domingo, abril 11, 2021
24 C
Asunción
Inicio Actualidad Política Impunidad genera violencia contra autoridades

Impunidad genera violencia contra autoridades

Categoría

Fecha

El fin de semana, Juan Ernesto Villamayor, jefe de gabinete civil, protagonizó un episodio de golpes con Darío Giménez, un productor pecuario.

En concreto, esto luego de que el segundo escrachara al político durante una cena en la noche del sábado dentro de un lugar público.

Luego de los golpes, Villamayor con su pareja y un par de amigos más se retiraron del conocido shopping de la capital dejando atrás una serie de improperios.

Varios actores políticos y civiles analizan el particular episodio. Algunos coinciden que esto desemboca en la inacción de la Justicia.

Cabe recordar que Villamayor recibió pesadas denuncias de corrupción no solo durante su actual cargo en el Ejecutivo, sino de hechos que datan hace décadas atrás. Cuando la democracia apenas tenía unos años en nuestro país. (Al final de la nota se citan los más importantes).

Emilio Cubas, político colorado, expresó que la violencia que sufrió el jefe de gabinete refleja perfectamente el hartazgo que existe por la impunidad reinante en nuestro país.

“Es la mejor señal que la gente ya no tolerará la impunidad ni la complicidad de la corrupción. Muchas veces apañado también por personas de la sociedad civil como de la prensa misma”, expresó.

Resaltó que el hartazgo es tal que la gente ya no se puede contener y esto es peligroso puede generar una anarquía.

“La corrupción no solo pasa por la clase política sino también de la Fiscalía que se lo permite. No sé si ahora en adelante un fiscal, juez o abogado saldrá a comer tranquilamente a lugares públicos a partir de ahora”, manifestó.

Acto seguido cuestionó que la pareja y las otras acompañantes de Villamayor durante la cena hayan sido víctimas de violencia verbal. Señaló que esto se debe evitar al momento de demostrar el hartazgo.

“El límite pasa por el respeto de las personas que no tienen nada que ver”, lamentó.

Finalmente adelantó que el Ministerio Público no actuará en contra de Darío Espínola (persona que peleó contra Villamayor). Esto debido a que Sandra Quiñónez, fiscala general del Estado, ya tiene suficientes cosas con que lidiar para sumar esta situación a las críticas contra su gestión.

ROLÓN

Edmundo Rolón, exdiputado nacional por la ANR, lamentó el episodio protagonizado por ambos bandos.

Sostuvo que un alto funcionario público no puede ser que no tenga una medición del hartazgo que existe sobre su persona. Y que siga insistiendo en mantenerse a pesar del rechazo.

“A pesar de esto se expone a estar en lugares públicos. No me parece bien que se llegue a los golpes. Por eso lamentó la actuación de ambas partes”, señaló.

Rolón sostuvo que con ese hartazgo que existe sobre el jefe de gabinete, este no puede acudir normalmente a un lugar público para arruinar el momento de las personas que están a su alrededor.

“La gente tiene una gran frustración sobre la calidad de gestión pública que recibe. Por qué hay que entender que la función pública tiene un destinatario que es la ciudadanía”, dijo.

Cuestionó que la clase política vive en una burbuja. En el sentido que piensan que todo lo que pasa solo tiene que ver con ellos. Pero en realidad los mismos solo son funcionarios que deben servir a la ciudadanía.

“Si le empezamos a levantar la mano a los funcionarios públicos se puede ir tornando como una situación normal. Se deslegitimará a las instituciones. Las personas tan cuestionadas deben renunciar a sus cargos. Y más si solo son funcionarios y no fueron electos por la voluntad popular”, expresó finalmente.

BUERGO

Isaac Buergo Almirón, politólogo, señaló que el escrache refleja también una situación interna tensa del Partido Colorado.

“Esto es un reflejo de cómo está la relación entre Abdo y Cartes en el internismo de la ANR”, explicó.

Para el analista, la violencia contra una autoridad no se justifica por más hartazgo que exista en la sociedad. Instó a no recurrir a esta vía durante las próximas movilizaciones para no empañarlas.

“En las redes sociales tuvo un eco favorable lo que pasó con el jefe de gabinete civil. Pero para mí no es parámetro para medir si a gran parte de la sociedad agradó lo que pasó el fin de semana”, explicó.

ANTECEDENTES

Juan Ernesto Villamayor tiene una serie de antecedentes de supuestos hechos de corrupción que data de hace décadas atrás. Por ejemplo la acusación de que con Juan Carlos Galaverna fueron dos de los propulsores del vaciamiento del Banco Nacional de Trabajadores en la década de los 90’.

Villamayor también fue denunciado por lesión de confianza en el 2002, en el caso de privatización de Antelco (hoy Copaco). El actual jefe de gabinete en aquel entonces era Ministro de la Reforma y fue denunciado por pago irregular de US$ 500 mil en honorarios.

Ya en el cargo de Ministro del Interior, Villamayor se vio nuevamente envuelto en otro caso. La Fiscalía brasileña  lo acusó de haber recibido US$ 2 millones del narcotraficante Luiz Boscatto con tal de evitar la extradición de Darío Messer.

El jefe de gabinete, siendo ministro del Interior, también entregó US$ 7 millones de dólares a la empresa Solnet para un supuesto mejoramiento de la emisión de cédulas. Pero existen varias irregularidades sobre este acuerdo.

En enero de 2021, según una investigación del Post señala que el Juan Ernesto Villamayor, estaba negociando con un funcionario de Juan Guaidó (presidente en disputa de Venezuela) y un abogado argentino la deuda de Petróleos de Venezuela (PDVSA) con Petropar. Pretendían quedarse con una comisión de US$ 26 millones.

Este informe fue publicado por el activista Alfredo Guachiré en su red social twitter (@GuachireM).

Emilio Cubas.

Edmundo Rolón.