martes, enero 31, 2023
30.7 C
Asunción
InicioSin categoría"Hay gente que come solo una vez al día"

«Hay gente que come solo una vez al día»

Categoría

Fecha

“En Para­guay hay gente que come una sola vez al día, eso me consta en el campo”, lamentó el monseñor Mario Melanio Medina, en comunicación con Ra­dio Libre 1200 AM. Así también arremetió con­tra las injusticias que están atravesando el pueblo pa­raguayo como el hambre, la miseria y desigualdad.

El detonante de un es­tallido social como está ocurriendo en otros países de la región se podría origi­nar cuando la gente ya no tenga qué comer, indicó. Asimismo añadió que “cul­turalmente el Paraguay es muy conservador y com­placiente, no es violento pero tenemos que tener en cuenta la ira de los man­sos”, advirtió.

Muchos refieren que las reacciones colectivas y violentas que se está ex­perimentando en Amé­rica Latina vienen in­fluenciadas de ideologías de izquierda con otros propósitos ocultos. Sin embargo, Medina res­pondió que estas reaccio­nes populares se dan por necesidad y por hambre, independientemente a que exista alguna ideo­logía que impulse a cada uno existe una razón más profunda detrás.

AÚN NO ESTALLA LA BOMBA GUARANÍ

En Paraguay todavía no se llegó al límite para generar ese tipo de mani­festaciones masivas pero sí se registra un aumen­to de atropellos, asaltos y asesinatos que son un indicio de los problemas de miseria e inequidad que atraviesa una pobla­ción donde solo el 3% es propietario de cerca del 80% de la riqueza de las tierras, explicó Medina. “Cada vez habrá más vio­lencia y asaltos”, vaticinó.

Por otro lado, mencionó que hay 260.000 jóvenes NINI, que ni estudian ni trabajan y el Estado es culpable, el sistema económico que favorece solamente a unos pocos aumentando cada vez más las brechas desigua­les en la sociedad.

El monseñor reconoció también que justamente el hartazgo fue lo que lle­vó a los indígenas a cor­tar el puente Remanso para cambiar a la direc­tora del INDI quien en más de un año de gestión no hizo mucho por los reclamos de los pueblos originarios.

Generalmente cuando las minorías vulnerables solicitan audiencias con las autoridades, estas aceptan al principio pero casualmente a última hora surge una reunión imprevista que los impo­sibilita reunirse con estos gremios.

El mismo Medina en mu­chas ocasiones acompañó a este sector a la iglesia, a Derechos Humanos, incluso al presidente de la República para pedir soluciones sobre esta problemática que lleva décadas sin remediarse pero nunca se abrieron las puertas de este último poder, informó.

“Cuántas veces quisimos hablar de proyectos indí­genas con Yacyretá e Itai­pú, después de una hora viene un aviso que el pre­sidente llamó y no puede recibirles. La semana pasada quisieron hablar con un parlamentario de Honor Colorado, el señor Núñez de Villa Hayes, acompañé a la gente afec­tada por los desalojos en Copaco de Luque, estaban con el: vamos a ver, pero al final dijo que no nos po­drían recibir”, manifestó.

Con estas situaciones rei­teradas, alertó a los man­dantes que no es manera de servir a la ciudadanía. “Si no se recibe al pueblo, si no se escuchan las que­jas, entonces eso llamará a una reacción violenta”, anunció.

UNA COLONIA BRASILERA

Otro motivo que podría atajar el estallido social en Paraguay es su situa­ción de sometimiento con Brasil. “Esa puede ser otra causa por el que el pueblo no reacciona, porque somos colonia de Brasil en la práctica”, sen­tenció.

La política de Brasil es de tratar a Paraguay de país “irmão” pero por el otro lado meten el cuchillo, sostuvo Medina. “Para­guay hace rato está hipo­tecado”, refirió.

Con esta realidad y con lo que se avecina para la renegociación del Trata­do de Itaipú, Medina ve un panorama oscuro en las decisiones de la diplo­macia y política nacional. “Yo no sé qué va a pasar con la rendición de Itaipú para el 2023, no estamos preparados como me dijo un especialista cuando le pregunté”, aseguró.

UNA NACIÓN CATÓLICA Y  CORRUPTA

Para ser un país laico, existe una fuerte influen­cia católica y practicante en los rincones del país, asimismo se acerca una de las festividades religio­sas más grandes a nivel nacional que es la pro­cesión por la Virgen de Caacupé.

Aparentemente se mues­tra un pueblo católico pero no evangelizado, señaló como lo dicho por otros activistas religiosos. “Nuestros parlamenta­rios se declaran católicos pero la mayoría son ma­sones y como masones solo les interesa la polí­tica, la plata y el poder”, opinó.

LA LEY DE LA JUNGLA

“Paraguay sigue en la ruta de la situación que ha dicho Roa Bastos, el Paraguay se ha enamora­do del infortunio”, seña­ló.

Ejemplificó la situación que se vive en la arena política con la naturale­za donde el más vivo y a veces sinvergüenza toma el poder como muchos de los impresentables y malvados que reinan en cargos públicos, por eso así está el Poder Judicial, reiteró.

Pero resaltó que el país no puede ser una víctima eterna de la desdicha rei­nante.

Por último, calificó al presidente Mario Abdo de carecer de personalidad para ser mandatario y empeora su imagen al no querer hablar con la ciu­dadanía. “La gente tiene que saber que el presiden­te de la república actual no habla con nadie, solo con sus amigos y los que le rodean”, comunicó.

A su parecer, actualmen­te no existe un nombre o figura que pueda indicar señales de repunte de la situación. “No tenemos líderes en este momento en el país”, consideró.

 

“El Paraguay es muy conservador y complaciente, no es violento pero tenemos que tener en cuenta la ira de los mansos”.

MARIO MEDINA

MONSEÑOR

 

250 Mil jóvenes en Paraguay no estudian ni trabajan, lo que colabora a la desigualdad social.

 

DATO 1: Existen más de 8 millones de tierras malhabidas en el país que siguen sin ser devueltas al Estado.

Equipo Periodistico
Equipo Periodistico
Equipo de Periodistas del Diario El Independiente. Expertos en Historias urbanas. Yeruti Salcedo, John Walter Ferrari, Víctor Ortiz.