martes, febrero 27, 2024
28.7 C
Asunción
InicioSin categoríaGolpe Palaciego: Camilo vs Mario

Golpe Palaciego: Camilo vs Mario

Categoría

Fecha

 

 

 

 

 

Una comitiva fiscal y poli­cial allanó la Municipalidad de Asunción por los si­guientes supuestos: co­hecho agravado, soborno agravado y tráfico de in­fluencias. La fiscala Stella Cano, a cargo del allana­miento, incautó equipos informáticos, celulares y documentaciones que, se suponen, tienen relación con los hechos denuncia­dos. La gestión de la fiscal tuvo lugar en las oficinas de la jefatura del gabinete de la intendencia, a cargo de Marcelo Mancuello, quien fue retirado de su despacho por los pasillos del fondo, en calidad de demorado.

También fue allanada la oficina de la dirección de recursos humanos de uno de los sospechados, Aureliano Servín Maldo­nado, director de Recursos humanos de la Municipa­lidad de Asunción. La de­nuncia de Camilo Soares incluye acusaciones en contra de Victor Bogarín, Alberto ¨Beto¨ Ferrei­ro, Fernando Ferreiro, y otros más, que formarían un grupo paralelo al or­ganigrama municipal, quienes, supuestamente, fungían de recaudadores capitaneados por Marcelo Mancuello. Este grupo, de acuerdo a la denuncia, habría estado rindiendo cuentas de las recaudacio­nes informales al ex sena­dor Adolfo Ferreiro.

Si bien la denuncia es a personas innominadas, en primer lugar, el denun­ciante dice estar munido de suficientes pruebas que las ha entregado, todas ellas a la Fiscalía, las cua­les le fueron proveídas en modo grafico (impresiones de pantalla de chats) por el ex funcionario munici­pal Francisco Florentín, quien fue despedido de la comuna capitalina luego de denunciar al grupo re­caudador y rechazar una propuesta de sumarse al mismo.

En segundo lugar, tam­bién existirían pruebas de audios grabados por un ex aliado del grupo de recau­dadores, Alfredo Guachiré, quien en esta ocasión ha­bría ayudado al denuncian­te Camilo Soares, propor­cionándole las grabaciones en las que, supuestamente, la ex diputada Rocío Casco y Aureliano Servín direc­tor de RRHH de la comu­na, le habrían ofrecido ayuda financiera y legal en sus causas pendientes ante la justicia por temas de la antigua SAS, a cambio de proveer pruebas reales o fraguadas en contra del Sr Soares.

Como se podrá observar en el relato expuesto más arriba y en el detalle de los hechos que se ofrece más abajo, más la ayuda infográfica, lo que estaría aconteciendo no pasaría de ser una serie de traiciones entre miembros de un mis­mo grupo político de corte progresista, al estilo de los “Golpes Palaciegos”. No se trata de una denuncia for­mulada por la oposición al actual gobierno municipal, representada por la ANR, la cual, según el mismo Soares, estaría participan­do del botín. Sin embargo, como era de esperarse, en horas de la tarde, ya circu­laba una nota firmada por varios concejales colorados en donde solicitan una se­sión extraordinaria de la Junta Municipal para el día de hoy a las 9 horas, con el fin de tratar como único punto del orden del día la intervención del ejecuti­vo municipal, utilizando como argumento los he­chos denunciados por Ca­milo Soares

Al mismo tiempo ya co­rrían versiones de una su­puesta renuncia de Mario Ferreiro debido al escán­dalo desatado.

 

Relato de los hechos

2012/2103 – CAMILO ES LA MATRIZ POLÍTICA DE MARIO:

Se hablaba de que Mario Ferreiro iba a ser el candi­dato a la presidencia de la república, para suceder a Fernando Lugo, a instan­cias de Camilo Soares, su padrino político, supues­tamente tutelado por el entonces Presidente de la República. Posteriormente, el expresidente, ya defenes­trado en el 2012, cambia de opinión luego del Juicio Po­lítico, y una concertación de grupos de izquierda más el PDC y el PRF deciden lanzar a Mario Ferreiro como candidato de una ter­cera fuerza en las eleccio­nes del 2013. El PLRA con su candidato Efraín Alegre acusó a los hermanos Fe­rreiro, Mario y Adolfo, de haber negociado con Ho­racio Cartes la ruptura de las fuerzas opositoras, por lo que salió gananciosa la ANR.

2013 – CAMILO APORTA PARA LA CANDIDATURA DE MARIO:

De acuerdo a la narrativa del denunciante Camilo Soares, en ocasión de las elecciones del 2013, habría aportado más de 350 mi­llones de guaraníes para fi­nanciarle a Mario Ferreiro sus gastos de manutención familiar, mientras era can­didato. Para obtener estos recursos, supuestamente, ¨el padrino¨ Soares puso en garantía inmuebles fa­miliares de su propiedad. El candidato Ferreiro tuvo que abandonar el periodis­mo y habría pedido que se le financie sus gastos par­ticulares, habiendo sido Soares el único que ofreció y entregó los aportes. Ma­rio Ferreiro salió tercero en la disputa presidencial.

2015 – MARIO GANA LAS ELECCIONES PARA LA INTENDENCIA DE ASUNCIÓN:

En esta ocasión, por me­dio de una alianza de las fuerzas progresistas con el PLRA, el todavía apa­drinado de Soares, sale victorioso en las elecciones municipales. El ganador estaba todavía bajo la guía estratégica y política de su padrino original. Adolfo Ferreiro, el futuro padri­no, casi no participó de la campaña ni de los primeros meses de gobierno.

2016 – EL PRIMER GOLPE PALACIEGO:

Entra en escena el que go­bierna, pero no reina, Adol­fo Ferreiro, hermano del Intendente electo. En pri­mer lugar, el “hermano”, logra suplantar la eminen­cia parda de Camilo Soares detrás de Ferreiro, convir­tiéndose en el principal influenciador político del Intendente. En segundo lu­gar, en noviembre del 2016, logra defenestrar al jefe de Gabinete Max Rejalaga en el liderazgo de todo tipo de negociaciones con pro­veedores y con la Junta. Lo acompañó en el golpe, el ex contralor Enrique García, en esa época director gene­ral de la asesoría jurídica de la intendencia.

2017 – EL SEGUNDO GOLPE PALACIEGO:

Entre los años 2017 y 2018 el denunciante Camilo Soares, ya sin protagonis­mo decisorio sobre su hijo político, se llama a silencio, por lo menos en la esfera pública, pero se inician divergencias políticas en discusiones aparentemente privadas.

De acuerdo a lo que hoy expone Soares, ya desde esa época le habría mani­festado al Intendente, su discrepancia con la entrega del monopolio natural del estacionamiento tarifado a la empresa privada Parxin S.A. En segundo lugar, le habría dicho que tampoco era conveniente realizar la cesión de la gestión de recaudaciones a ninguna empresa privada. En am­bos casos, para mantener la coherencia ideológica progresista, lo que suponía evitar la participación del sector privado en compe­tencias que deben mante­nerse como públicas. Como consecuencias de estos conflictos, el 4 de julio del 2017, como una especie de segundo golpe palaciego, el hermano del intendente logra dividir al PMAS ais­lando al grupo de Camilo Soares, evitando todo tipo de influencia o decisión dentro de la Municipalidad, logrando cooptar a algunos fieles que quedaron dentro de la estructura municipal fieles a los Ferreiro, entre ellos: Karina Rodríguez, Marcelo Mancuello, Aure­liano Servín, Rocío Casco, Rodrigo Buongermini.

2019- ENERO: CAMILO PIERDE LA CASA:

A fines de enero del 2019, siempre de acuerdo a los relatos del día de ayer del denunciante, el mismo pierde la casa en donde vi­vía con su madre por deu­das acumuladas, derivadas de la inversión que realizó en el 2013 para dar a luz a un hijo político: Mario Ferreiro. De inmediato, desde febrero hasta mayo del corriente año, supues­tamente, ante las negativas recibidas de parte de Mario Ferreiro para reembolsarle la inversión realizada que le estaba causando pérdi­das económicas, Camilo Soares comienza a indagar sobre los métodos de recau­dación, hoy denunciados como modelos paralelos, que el grupo político al cual él pertenecía estaba implementando dentro de la Municipalidad de Asun­ción.

Durante el primer semes­tre del 2018, el intendente Ferreiro, según Camilo Soares, le dio excusas para explicar por qué no le de­volvía la plata. Tampoco pudo darle explicaciones, dice Soares, sobre los he­chos de supuesta corrup­ción que el denunciante le habría mostrado al inten­dente para que él mismo tome medidas correctivas. Fuentes sigilosas a las cua­les accedió este diario, reve­laron que estas “denuncias” de corrupción eran presen­tadas en formato extorsivo al intendente Ferreiro de modo a obtener beneficios pecuniarios. También en el primer semestre del 2019 el denunciante Soares afirma que habría sido invitado por Mario Ferreiro, a man­tener una reunión sigilosa en la clínica odontológica Kayac en Asunción, en don­de luego de ser desvestido para revisión de celulares y grabadoras, mantuvieron una conversación con el dueño de la clínica Víctor Bogarín, Marcelo Mancue­llo y el intendente Ferreiro, en cuya ocasión le confir­maron que le alquilarían una casa en compensación por la pérdidas sufridas.

Efectivamente, según el asombrado Camilo Soares, el contrato de alquiler de na casa para que el mismo fuera a vivir con su esposa y su madre, fue firmado por el mismo Víctor Bogarín, de profesión odontólogo, y por Marcelo Mancuello, de profesión Jefe de Gabi­nete de la Intendencia. Los fondos con los cuales se pagaba el alquiler eran de origen desconocido, dice Soares.

2019 – JUNIO: EL COMIENZO DEL FIN:

Según el denunciante Ca­milo Soares, hacia junio del 2019 visitaron al ex Pmas Alfredo Guachiré, sospe­chado con el mismo Soares de hechos delictivos en la gestión de la SAS durante el Gobierno de Lugo, la ex di­putada Rocío Casco y Aure­liano Servín, quienes como emisarios de los Ferreiro, le habrían ofrecido ayuda económica y apoyo legal de alta eficacia a cambio de pruebas en contra de Cami­lo Soares para acallarlo.

En vista de que el mismo habría estado extorsionan­do al intendente sobre los temas detallados más arri­ba. El señor Guachiré pudo grabar la conversación, lo que hoy sirve como prueba entregada a la Fiscalía. Es decir, de acuerdo a lo que se puede observar, se habría estado ante un escenario de extorsiones mutuas entre Mario y Camilo.

2019 – NOVIEMBRE – EL TERCER GOLPE PALACIEGO:

En el segundo semestre del 2019, apareció un nuevo personaje que también ha­bría estado siendo extorsio­nado por los Ferreiro y su grupo de recaudadores pa­ralelos, según el denuncian­te. El ex funcionario muni­cipal Francisco Florentín recurrió a Camilo Soares entregándole pruebas con­sistentes en impresiones de pantallas de Telegram en donde el grupo “Asado de fin de semana” conversa sobre coimas a proveedo­res de la Municipalidad de Asunción, incluyendo en dichos chats, fotografías de un cajero llamado Vic­tor Ocampos, en medio de montañas de dinero, y pre­supuestos rasgados en ma­nuscrito de recaudaciones paralelas futuras. De acuer­do al denunciante Soares, el Sr Florentín habría sido echado de la Municipali­dad al haberse negado a participar de las maniobras del grupo en cuestión. Con los documentos gráficos proveídos por Francisco Florentín y de audios pro­veídos por Alfredo Guachi­ré, en noviembre del 2019, Camilo Soares se animó a visitar el Ministerio Pú­blico y realizar la denun­cia correspondiente cuyas consecuencias explotaron ayer con el allanamiento de la Intendencia, la Jefatura de Gabinete y la Dirección de Recursos Humanos. El resto de la historia ustedes ya la conocen. Si quieren seguir por dentro de la misma, sigan las notas que El Independiente ofrece­rá para sus lectores en los próximos días.

Equipo Periodistico
Equipo Periodistico
Equipo de Periodistas del Diario El Independiente. Expertos en Historias urbanas. Yeruti Salcedo, John Walter Ferrari, Víctor Ortiz.