sábado, junio 15, 2024
30.7 C
Asunción
InicioSin categoríaEscapando del pánico

Escapando del pánico

Categoría

Fecha

El pasado domingo Italia se convirtió en el segundo país más afectado por el coronavirus.   El primer ministro Giuseppe Conte firmó un decreto que pone en cuarentena a casi 16 millones de personas de la región de Lombardía y otras 14 provincias del norte.

Según un informe de BBC Mundo, el conteo de víctimas del fin de semana reveló un aumento de las muertes del 57%, es decir, 133 casos más en tan solo un día pasando de 233 a 366 personas fallecidas de sábado a domingo.

El temor de una propagación que pondría en jaque el sistema sanitario italiano es tal que  los museos, teatros, cines y otras salas de espectáculos de todo el país han cerrado.

German Gabriel González es un paraguayo residente en Génova, Italia, que describe la realidad de un país como nunca antes había ocurrido.

¿Cómo se encuentra la situación en Italia?

Prácticamente estamos hablando de una región que es el motor económico de Italia, en la cual la población tiene ciertos hábitos que obedecen más o menos a la posición en la cual está. Son muy avanzados  en el tema industrial, como ciudad, y eso lleva a tener ciertos hábitos que no están de acuerdo a estos momentos de emergencia, porque estamos hablando de una ciudad que tiene una densidad de casi 8.000 habitantes por kilómetros cuadrados, en Asunción tenemos 4.000 habitantes por kilómetros cuadrados.

De frente a la emergencia del coronavirus, donde lo que se pide es tener al menos 1 metro de distancia uno del otro, el factor densidad tiene mucho que ver. Quienes estamos informados de lo que está pasando con el virus sabemos que es importante la ciudad y cómo estamos siempre construyendo, qué tipo de desarrollo es el que queremos, y acá viene como anillo al dedo también el tema que se tocó en Univerano: la ciudad y su desarrollo.

Génova no es una región en cuarentena, pero se encuentra al límite, ¿cómo podrías definir la situación en el norte? y ¿cuál es la sensación de todos los que viven en el país?

Seguramente existe más pánico que cualquier otra cosa. El problema es que acá todos queremos salvarnos de algún modo de la enfermedad. La actitud egoísta viene a ser el peor enemigo en una situación como la que se está viviendo acá. Existe el pánico, quien puede se escapa. Hoy yo fui al banco y me dijeron “agarre su turno y espere afuera, en estos metros cuadrados no podemos tener más de 10 personas”.

Yo trabajo en un lugar público, no podemos imponer ese tipo de medidas, pero lo que se está dando en este momento es lo contrario a lo que pasó en los últimos 60 años, el fenómeno de la gente del norte que escapa hacia el sur, y los del sur dicen que no les quieren porque la zona sur de Italia siempre fue la más atrasada, menos desarrollada, más pobre. En este momento estamos asistiendo que un sur atrasado, ignorante y pobre, tiene que enfrentar la migración que existe del norte avanzado y rico.

¿Les ponen restricciones a los que van del norte al sur?

Absolutamente, están trabajado por supuesto, la emergencia también viene instrumentalizada mucho en el ámbito político, muchos gobernadores y partidos políticos de oposición en este momento piden medidas que son casi imposibles de tomar como meter en cuarentena a todas las personas que llegan. En el Paraguay mismo se está diciendo que deberías de autodiagnosticarte y llamar a emergencias, no existe una estructura sanitaria que pueda soportar esta emergencia. En Italia debería de haber un poco más de colaboración, pero no se está dando, cuando entra a trabajar el pánico y se pierde la racionalidad, aumentan las consecuencias de este problema.

¿Si uno vive en Milán, Torino o en Venecia, no puede salir de allí? ¿Cómo opera esto en términos prácticos?

La ley de emergencia que se emanó no tiene una estructura física para poder emplearla, seguramente es muy ineficiente. Se dice “no pueden salir, excepto casos inevitables”, lo cual ya deja mucha duda en cuanto a la aplicación de la ley o cuáles son sus límites.

Se suspendieron los partidos con gente para que no estén juntas ni cerca

¿Cómo es la vida cotidiana, uno está obligado a ir al trabajo, a los supermercados..?

Ahí está el grande problema, en el desarrollo de la ciudad, porque los hábitos que tienen obedecen a sus necesidades y a que están a disposición y que ofrece el gobierno. La gente tiene deudas, tiene que trabajar, los medios están creados para poder optimizar los espacios, y por supuesto que uno no puede escapar a estar conviviendo a pocos centímetros de los demás. Es imposible actuar en las medidas necesarias para combatir este tipo de problemas.

Más de 16 millones de personas aisladas, esto debe ser una sacudida enorme para que sea título de los grandes diarios del mundo: “Italia entra en caos”.

Por el pánico que genera. Todas las medidas apuntan a contener la emergencia, seguramente no se va a poder prohibir la entrada y salida de las personas, de moverse uno se mueve, ciertamente quien puede evitar moverse va a evitarlo porque quien tiene que moverse va a encontrar obstáculos. Esto genera daño en la economía, en la connivencia de la gente.

Unas 3 veces por día viene un personal sanitario a visitarnos en nuestra casa y comprobar el estado de salud que tenemos. ¿En Paraguay van a poder hacer algo así?

¿El calor frena al coronavirus o no?

Tenemos que tener en cuenta que acá hay una grandísima población anciana. Ver un número grande muertos impacta, pero viendo con la lupa la mayoría son personas que ya tienen otras patologías, por lo tanto, qué me gustaría poder transmitir, somos un país que no está desarrollado, tenemos que estar muy atentos a las formas de desarrollo que queremos crear, si queremos crear más shopping, centralizar toda la economía en Asunción, seguir no aprovechando el espacio que tenemos

Si queremos seguir creando un sistema que al final de frente a una emergencia de este tipo va a ser insostenible o de lo contrario queremos aprender de este tipo de experiencias y decir vamos a tratar de aprovechar mejor nuestros espacios, de optimizarlos bien, de modo que este tipo de emergencia no nos afecte tanto porque al final toda la economía de Italia se está desmoronando, los pequeños negocios, que son el motor de la economía, están en dificultad, no pueden tener más de 4 personas en cierta cantidad de metros cuadrados.

¿Cuál es la actitud en la zona de las fronteras?

En estos momentos viene mucha gente de Milán, existe un ambiente de pánico, quien se puede permitir tener pánico lo demuestra, pero no todos podemos permitirnos tomar medidas drásticas. Yo trabajo en un supermercado, la gente está normal, sin tapabocas comportándose de la forma más normal posible. En Génova no veo que utilicen tapabocas, en pequeñas playitas se amontonaban 100, 200 personas en un espacio grande como en una cancha de fútbol.

¿Hay temor de que se paralice Roma?

El temor existe lo que tomar medidas drásticas afecta la economía, se pierde toda una estructura económica. La gente tiene deudas de 20 a 25 años, no puede dejar de trabajar, de producir.

Después de 3 años es el llamado puesto fijo, existen ciertos habitaos a los cuales no se pueden renunciar, toda sus vidas está, planificadas para que todo vaya bien, conscientes de que la estructura económica es sólida, si ésta cae, cae todo.

Coronavirus en Paraguay

El ministro de Salud, Julio Mazzoleni informó que actualmente existe un caso confirmado de COVID19 y 25 casos sospechosos siendo evaluados en el país, y alrededor de un centenar de personas están en cuarentena, sin síntomas.

Añadió de que es importante evitar la desinformación, hay que manejar con mucha responsabilidad los casos. Mazzoleni recalcó que las medidas de higiene son fundamentales como precaución. «Queremos mostrarles algunas acciones que se están llevando adelante, la intensificación de la vigilancia. En una primera etapa nuestro objetivo estaba destinado a ser la contención o a la identificación del primer caso sospechoso y sobre todo evitar la circulación del virus. Se intensifican los puntos de entradas del país», explicó.

Incremento de precios

Ante la entrada del coronavirus en nuestro país, se produjo una demanda masiva de elementos como alcohol en gel y tapabocas por parte de la ciudadanía. Muchos comercios dedicados a este rubro incrementaron el precio de los mismos sin control alguno.

Al respecto el titular de Secretaría de Defensa del Consumidor y el Usuario, Juan Marcelo Estigarribia, aclaró que ellos no se encargan de regular el precio de los mencionados elementos, pero pidió a las empresas a no aprovecharse de la situación perjudicando a la ciudadanía.

Reiteró a su vez que la Sedeco realizó un monitoreo por dos semanas consecutivas de los negocios que se encargan a la venta de floruro, recabando información de acuerdo a su precio tanto unitario como en caja.

 

Equipo Periodistico
Equipo Periodistico
Equipo de Periodistas del Diario El Independiente. Expertos en Historias urbanas. Yeruti Salcedo, John Walter Ferrari, Víctor Ortiz.