spot_imgspot_img
EL CANDIDATO
viernes, septiembre 24, 2021
27.7 C
Asunción
InicioActualidadEl tiempo es oro en la UTI: medicamentos no pueden esperar

El tiempo es oro en la UTI: medicamentos no pueden esperar

Categoría

Fecha

Tras una ardua lucha a la espera de medicamentos, Natalia Escobar (28), logró mediante incesantes quejas en redes sociales, que su hermana Ana Carolina Escobar (27), accediera a la ayuda del Estado, Pytyvõ Medicamentos. 

La paciente se encuentra internada en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI), del Hospital Regional Santa Rosa de Lima, de Coronel Oviedo, fue incluida en el programa mucho tiempo después de la habilitación al público. El subsidio exonera a los pacientes, del pago de las medicinas tranquilizantes de altísimo valor, usadas en la UTI. 

La joven relató que los pacientes de la Unidad de Terapia Intensiva (UTI), precisan los medicamentos con urgencia y un minuto de espera podría significar el debate entre la vida y la muerte.

Rogó al Gobierno que deje de burocratizar las necesidades del pueblo al tiempo de comentar que las farmacias adheridas al subsidio de Pytyvõ Medicamentos, exigen dos horas de espera a los familiares, algo totalmente arbitrario considerando la premura que implica la delicada situación de los pacientes en cuidados intensivos. 

“Hice el reclamo, alcé en redes sociales, pedí ayuda a mucha gente, y ahora, hace media hora se le puso en la lista”, dijo en torno al dramático suceso que le tocó vivir. La paciente no figuraba en el listado al igual que muchos en delicado estado. Pero tras el grito de desahucio, habilitaron a la joven para acceder a los servicios, luego de 24 horas. 

El subsidio cubre hasta G.50 millones del precio de los medicamentos que el hospital no disponga por un mes. La mayoría de los remedios que se necesitan son para sedar al paciente en UTI. 

“La mayoría de los medicamentos tiene el hospital, pero muchas veces terminan los medicamentos. Entonces te dan la receta y tenés que ir a comprar. Ayer fue la experiencia más cruel que pude haber pasado”, sentenció.

 

Minutos de calvario 

A contrarreloj, familiares deben precisar de fármacos. Expresó que con 11 días de terapia, terminó el sedante que la mantenía dopada, el fármaco midazolam. “El doctor me dijo: ‘Tenés 20 minutos para conseguir’, me fui, busqué. Nosotros estamos en Santa Rosa, un poco alejado del centro”, narró.

La sorpresa fue aún más nefasta porque ninguna farmacia disponía del fármaco. El mismo se usa cada 5 horas, con 20 ampollas, cuyo costo es de G.600.000. Los familiares precisan de este monto cada intervalo de 5 horas, un promedio de G.3.000.000 diarios. 

“Yo ya necesito el sedante porque su hermana está muy mal y se va a despertar y si se despierta antes de tiempo, ella puede tener un paro. Y justo una señora que tenía de sobra le dio al doctor. Ella me defendió porque yo encontré y volví en una hora. Fue muy injusto porque ese medicamento el hospital no puede dejar de tener”, expuso. 

Mencionó que ya compró muchos medicamentos en los días de estado de reserva, por ello intentó acceder al subsidio. Ciertos insumos como tubo para secreción nasal, no posee el nosocomio y corre por cuenta del familiar, que cada día debe afrontar estos momentos de preocupación y mucho gasto. 

“Si esto llegaba a mayores, o alguien no me podía prestar, no sé lo que iba a pasar. Mi hermana cumple 12 días de estar en terapia. Tiene 27 años y después del escándalo que hice le están consiguiendo todo”, aseveró. 

“Gobierno tiene la obligación de ayudar”

Lamentó que desde el Gobierno no puedan reaccionar al ritmo de la emergencia sanitaria. “En Caaguazú gasté G.3.500.000 en un día. Ahí hasta jeringa te hacen comprar. Acá en el Hospital Regional Santa Rosa de Lima, es menor el gasto”, refirió. 

“El gobierno debe dar sí o sí los medicamentos. Ellos tienen la obligación de dar esos medicamentos a los hospitales”, sostuvo. 

El problema que enfrentan diariamente es la escasez de medicamentos, además del alto costo. “El subsidio ellos habilitan solo a algunas farmacias. Por nombrarte, le habilitan solo a Punto Farma, entonces vos te vas y no tiene, porque estos son medicamentos hospitalarios y solo se consiguen en farmacias que trabajan con medicamentos hospitalarios”, enfatizó.

Por otro lado, significó que las farmacias burocratizan la entrega de los fármacos. “Vos te vas con tu receta a pedir en la farmacia y ellos esperan dos horas para que te den el medicamento. Una persona que está en terapia tiene 10 minutos o 20 a su favor para hacerle la medicina”, afirmó. 

Consideró que este reglamento no es compatible con lo que se vive en la realidad. “Ellos al instante tienen que darnos. Tengo que esperar dos horas para que a la farmacia se le pueda habilitar y luego traer. No sé cómo se pueden burlar así de la gente porque necesitamos respuesta al instante. No estamos para esperar, eso el gobierno no entiende. La gente que está en terapia no puede esperar. Es ahora o nunca y si es nunca se mueren”, clamó.  

PLATAFORMA

El Gobierno Nacional lanzó una plataforma denominada Pytyvõ Medicamentos, que consiste en un subsidio de hasta G. 50 millones por paciente por mes para la compra de insumos y medicamentos para el tratamiento del Covid-19 en diez hospitales respiratorios. En su momento, el analista político Hugo Estigarribia ya se anticipó declarando que es necesario buscar “un sistema más ágil” porque este es muy burocrático y de difícil implementación atendiendo que hay familias desesperadas que necesitan en el momento adquirir los insumos.