martes, febrero 27, 2024
28.7 C
Asunción

El reino del revés huele a hez

María Elena Walsh fue una escritora y poeta argentina que tuvo enormes aportes a la literatura y la música, sobre todo en el terreno de la infancia y en la lucha por la democracia. En “El reino del revés”, música-cuento de su autoría, relata entre otras cosas, que “un ladrón es vigilante y otro es juez”. Con Cartes, Stroessner y Mario Abdo, expresidentes y presidente del país, y con Luis Almagro como Secre­tario General de la Organización de Estados Americanos, el reino del revés es una realidad tanto en Paraguay como en buena parte de Nuestra América.

El martes de esta semana, este reino del revés sufrió dos golpes. El primero: la jus­ticia brasileña identificó a Horacio Cartes como miembro de una red de crimen organizado. Él es la síntesis de la dictadura mafiosa en nuestro país. Es todo lo peor de la mezquindad, el saqueo, la especulación, el supremacismo que escon­de complejo de inferioridad, la ignorancia envuelta en multimillonario brillo, el terrorismo, la evasión fiscal y la violencia sanguinaria. Y está al servicio de los monopolios imperialistas dirigidos por los EEUU y por su capataz Israel.

El otro golpe fue la acción de manifestantes de diversas organizaciones, con la cual impedimos que el criminal terrorista Almagro, dé una charla sobre demo­cracia (¿?) en una universidad. Almagro es la punta de lanza de los EEUU para la instalación de gobiernos autoritarios y terroristas. Instaló desde la OEA, la infor­mación falsa de que hubo fraude en las elecciones bolivianas, porque encontraron irregularidades en 78 actas ¡78 de 34.555 actas, o sea, el 0.22%! Y en contrapartida, no dice nada de la masacre en Bolivia, del terrorismo de Estado en Chile y en Haití, consumando su actuación criminal.

En este reino del revés, también se critica duramente al Presupuesto de Gastos de la Nación por el ajuste salarial del funcionariado público y se deja impune la inoperancia del Estado a la hora de recaudar y reformular su política tributaria de modo que quienes más tienen paguen más, como debe ser.

Para desmontar este reino del revés, nos queda confiar en la fuerza organizada de las mayorías trabajadoras y desconfiar de las patronales explotadoras que, mayo­ritariamente cierran filas con la dictadura mafiosa defendiendo a esos capos ma­fiosos que son serviles al saqueo imperialista. Y dentro de ese grupo, Cartes hez.

Columnistas
Columnistas
Expertos en Historias urbanas.

Más del autor