spot_imgspot_img
EL CANDIDATO
jueves, septiembre 23, 2021
23.7 C
Asunción

El reino de los camioneros
E

/

/

Ya empiezan a reírse de la nueva ley penalizadora

Una vez más se transfiere a una ley la misión de penalizar al díscolo. Lo hicimos una vez más. Esta vez, el instrumento sancionado por el Congreso -probablemente, otro mamarracho jurídico- determina que la autoridad de aplicación podrá retirar licencias y subsidios a empresas concesioanrias del transporte público que extorsionen con reguladas, dejando abierta la puerta al pago de fuertes multas y hasta penas de cárcel por frustrar el normal funcionamiento del transporte urbano.

Permítasenos una sonrisa de conmiseración hacia el proyectista de la ley y a sus colegas que habrán llenado la plenaria de palabras rimbombantes y conclusiones lapidarias. “Esta ley va a poner fin a las reguladas” se dijo en el debate. ¿Ingenuidad, amateurismo, tomadura de pelo? Probablemente todo eso y mucho más. Porque por muy desinformados que estén algunos, los diputados no ignorarán que el apriete y la extorsión son la herramienta preferida de esta comunidad de “empresarios”, simples camioneros que acarrean gente tal como harían con bolsas de papas o fruta a granel. Históricamente les ha importado un carajo la comodidad, la higiene y la seguridad del ciudadano que no tiene más remedio que embutirse dos veces al día -por lo menos-en ese montón de chatarras malolientes y humeantes en donde los protocolos anti COVID son burlados cada día, cada hora.

Este culebrón ya se vuelve insoportable. Está claro que ninguna administración ha sido capaz de meter en cintura a estos filibusteros. Pero más grave que eso es el vergonzoso desentendimiento de cada gobierno nacional y municipal por diseñar, encarar y ejecutar una reforma a fondo del transporte público de pasajeros en el gran conglomerado asunceno y ciudades vecinas. Eso sí, estamos llenos de burócratas calientasillas en el Viceministerio de Transporte, la Dirección Nacional de Transporte, la Agencia Nacional de Transito y Seguridad Vial, la Dirección Nacional de Patrulla Caminera, la Policía Municipal de Transito de Asunción y otras 30 policías municipales de alrededor. ¿Sirven para algo? Tal vez lo hagan el día en que exista un Gobierno que tome las cosas en serio y se decida plantear para Asunción y conurbano un transporte público que dignifique al ciudadano.

Hasta ahora, es el reino de los camioneros que tienen aferrado por el cogote al Gobierno y lo sacuden cuando se les antoja.

Seguí leyendo