jueves, mayo 30, 2024
19.3 C
Asunción
InicioActualidadEl fenómeno científico detrás de los colores de las auroras boreales

El fenómeno científico detrás de los colores de las auroras boreales

Categoría

Fecha

Recientemente, la aurora boreal ha sorprendido a observadores del cielo en el Reino Unido, Europa y otras partes del hemisferio norte con un espectáculo inusual y deslumbrante. Este fenómeno poco común fue el resultado de una de las tormentas geomagnéticas más intensas que han afectado a la Tierra en años.

La severidad de esta tormenta llevó a la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EE.UU. (NOAA) a emitir una rara advertencia. Sin embargo, esta misma intensidad aumentó las posibilidades de que muchas personas pudieran disfrutar de las luces de la aurora boreal.

La tormenta geomagnética extrema, clasificada como nivel G5 (extremo), es la categoría más severa y podría potencialmente afectar la infraestructura, incluidos los satélites y la red eléctrica, aunque hasta el momento no se han reportado interrupciones.

“La industria energética establece planes para una serie de eventos que ocurren a lo largo y ancho, incluido el espacio”, explicó Ross Easton, portavoz de la Asociación de Redes de Energía, destacando la importancia de monitorear cuidadosamente los pronósticos espaciales durante este evento.

El último evento extremo de una tormenta geomagnética similar ocurrió en 2003, lo que demuestra la rareza y la magnitud de lo que estamos presenciando ahora.

Las auroras boreales ocurren cuando partículas cargadas chocan con gases en la atmósfera terrestre alrededor de los polos magnéticos. En el hemisferio norte, esta actividad se concentra principalmente en una banda conocida como óvalo de la aurora, que cubre latitudes entre 60 y 75 grados.

Sin embargo, cuando la actividad es intensa, se expande para cubrir un área mayor, lo que ocasionalmente permite que se puedan ver exhibiciones de luces más al sur de lo habitual, como en este caso.

Este “raro evento” está siendo causado por un gran grupo de manchas solares que ha producido varias erupciones solares de moderadas a fuertes desde el miércoles por la mañana, según la NOAA. Estas erupciones solares, también conocidas como eyecciones de masa coronal (CME), son como enormes volcanes en el Sol que arrojan partículas hacia la Tierra, generando auroras más brillantes y extensas.

Las CME que despegaron del Sol en esta ocasión son más poderosas que cualquiera que haya afectado a la Tierra desde enero de 2005, lo que subraya la magnitud de este fenómeno celestial y su impacto en nuestra tecnología espacial y terrestre.

El fenómeno científico detrás de los colores de las auroras boreales

Las auroras boreales, o luces del norte, son un fenómeno natural fascinante que ocurre en regiones cercanas a los polos. Estas impresionantes cortinas de luz son el resultado de la interacción entre partículas cargadas del viento solar y la atmósfera terrestre.

Cuando las partículas cargadas del viento solar, principalmente electrones y protones, son capturadas por el campo magnético de la Tierra, son dirigidas hacia los polos y chocan con átomos y moléculas en la atmósfera. Este choque produce la excitación de los átomos de oxígeno y nitrógeno en la atmósfera superior, y cuando estos átomos vuelven a su estado original emiten luz en forma de colores característicos.

Verde: El color verde es el más común en las auroras boreales y se debe a la colisión de partículas de viento solar con átomos de oxígeno a altitudes entre 100 y 300 km sobre la Tierra. Durante esta colisión, los átomos de oxígeno excitados emiten luz verde con una longitud de onda de aproximadamente 557.7 nanómetros.

Rojo: El color rojo es menos común y se produce cuando las partículas de viento solar chocan con átomos de oxígeno a altitudes superiores a 300 km sobre la Tierra. Durante esta colisión, los átomos de oxígeno excitados emiten luz roja con una longitud de onda de aproximadamente 630 nanómetros.

Azul y púrpura: Los colores azul y púrpura son más raros y se producen cuando las partículas de viento solar chocan con átomos de nitrógeno en la atmósfera superior. Estos átomos excitados emiten luz azul y púrpura con longitudes de onda de aproximadamente 427.9 y 486.1 nanómetros, respectivamente.

Amarillo y blanco: Estos colores son menos comunes y se producen cuando las partículas de viento solar chocan con átomos de hidrógeno y helio en la atmósfera superior, produciendo una variedad de colores que incluyen amarillo y blanco.

Equipo Periodistico
Equipo Periodistico
Equipo de Periodistas del Diario El Independiente. Expertos en Historias urbanas. Yeruti Salcedo, John Walter Ferrari, Víctor Ortiz.