sábado, julio 20, 2024
30.5 C
Asunción

El espacio y su incidencia

Cuando y donde tengamos tiempo miramos hacia arriba de nosotros e imaginamos cómo sería viajar al espacio, que sentiríamos, veríamos y haríamos allá afuera de nuestras, ciudades, países, continentes y planeta, y algunos dirían de nuestras normales vidas. La misma reúne los elementos que ayudan a que tengamos pensamientos y condiciones orgánicas estables y ordinarias para movernos y lucir correctamente en ocasiones sociales.

Algo difícil para los astronautas del inspiration4 que según evaluaciones hechas de su mente y físico, sufrieron cambios. Luego de un examen exhaustivo de los datos médicos recogidos en la misión privada. La evaluación  reveló descensos cognitivos temporales y cambios genéticos en la tripulación. 

Se pudo concluir que el espacio te cambia, incluso en viajes cortos fuera del planeta. Cuatro personas que pasaron tres días fuera de la Tierra en septiembre de 2021 y experimentaron cambios físicos y mentales, como ligeras bajas en pruebas cognitivas.

Ya sabe lo que puede esperar si estaba entre sus planes hacer viajes al espacio. Los investigadores descubrieron que cuando las personas están en el espacio experimentan cambios en su sangre, corazón, piel, proteínas, riñones, genes, mitocondrias, telómeros, citoquinas y otros indicadores de salud.

Prepararse para no padecer

Será por eso que los aspirantes a volar al espacio no tienen solo una buena formación académica sino sobre todo física, son atletas de mucha resistencia y naturalidad. Están habituados a correr, nadar, pedalear y usar su cuerpo o “carrocería” cómo diría un amigo frecuentemente para asegurar su renuencia a los desafíos que puede presentar el estar expuestos a las exigentes condiciones del espacio. 

Fueron registrados  sistemas inmunitarios estresados y cambios genéticos. Los investigadores saben desde hace décadas que los vuelos espaciales pueden causar problemas de salud como pérdida de masa ósea, así como problemas cardíacos, de visión y renales.

Casi todo lo que cambió en los astronautas volvió a la normalidad después de su llegada a la Tierra. Por lo que no debe existir la preocupación de que los inconvenientes perduren en la vida de quienes pretendan ir “al infinito y más allá”. Un lugar desconocido y todavía una prueba para investigadores en la tierra y exploradores que se encuentren ansiosos de viajar y todavía aprendiendo de los datos que existen en nuestra casa acerca de lo existente fuera de la misma. Ninguna de las alteraciones pareció ser motivo de precauciones extremas para los futuros viajeros espaciales.

Por ende no debemos preocuparnos mucho los que deseamos viajar fuera de aquí también. Un planeta, geografía y ubicaciones que existirán siempre y hoy nos toca desplazarnos con las herramientas que tengamos a mano, funcionen y nos puedan hacer llegar con seguridad, paz y sin complicaciones a nuestros destinos.

Ahi donde siempre existirá oxígeno, gravedad y clima “normal” y diferencias que nos tocará conocer y adaptarnos a las mismas si pretendemos establecernos en los planetas que desde siempre han existido alrededor de la tierra.

Más del autor

Se coronó a la nueva Miss Expo 2024

Lava jato y la corrupción

Venezuela se sacude

Los vegetales, frutas y salud