Connect with us

Suscribirse

Historias

El coraje de los uniformados de cuatro patas

Desde 1991 los canes acompañan a los oficiales de la Policía Nacional para prevenir hechos delictivos. La confianza entre ambos unida a un entrenamiento riguroso son las claves para cumplir con el deber.

Hace casi 30 años fue creada la Compañía de Canes, dependiente de la Agrupación Especializada de la Policía Nacional del Paraguay. Desde ese entonces, en un binomio casi perfecto, los perros, al lado de sus guías, se enfrentan a hechos delictivos como atentados con explosivos, narcotráfico, disturbios, cumpliendo con un riguroso entrenamiento día tras día.

Greta, Venus y Avanzar, fueron canes adiestrados para detectar artefactos explosivos y aún son recordados con gran cariño por todos los oficiales y la ciudadanía.

El Subcomisario Balbino Vega, jefe de la Compañía de Canes, expresó que existen dos grupos de canes, los de operativo, que están cumpliendo con su servicio policial, y los que están en proceso de entrenamiento.

“Estamos renovando el plantel porque muchos ya van cumpliendo con el tiempo de servicio que va entre 7 a 9 años, dependiendo de cómo evoluciona el perro en cuanto a su estado físico y si es que no presenta algún síntoma de enfermedad. Eso es lo recomendable porque tampoco hay que exprimirles al máximo, un perro de avanzada edad tiene su desgaste físicamente, ya que son exigidos todo el día por su proceso de adiestramiento”, señaló Vega.

En el entrenamiento, afirmó que es importante darle al perro lo que le gusta, tratar de que todo el trabajo tenga relación con el juego, ya que por característica natural su arma principal es el juego.

Son muchas las razas con las que trabajan en la compañía, se puede mencionar al labrador, el pastor alemán, el pastor belga, entre otros. Se hace la elección de acuerdo a la especialidad en la que van a trabajar, pueden ser entrenados para casos de motín en cárceles, detectores de drogas, de explosivos, de rastro, patrulla, y para que el trabajo sea efectivo es importante una conexión entre perro y guía.

“Es necesario el trabajo en binomio para que el proceso de entrenamiento se torne fácil y rápido. El perro debe trabajar con motivación, además así se reduce el tiempo del entrenamiento. La confianza es la base de todo, si no confío en mi perro, no construyó el trabajo en binomio, se trata de un 80% de trabajo del perro y un 20% del guía o manejador, para combatir el crimen. Si tengo interés en obtener un resultado positivo tengo que confiar en mi perro”, resaltó el sub comisario.

Recordó que lo principal es cuidar la salud de los animales, respetar el proceso de crecimiento, la vacunación, la alimentación, para luego poder entrenarlos con efectividad.

Cabe resaltar que 434 militares y 350 policías se unieron recientemente a la lucha contra el EPP en la zona norte del país, acompañados de sus canes, quienes también son protagonistas de esta lucha.El coraje de los uniformados de cuatro patas.

Existen planes de potenciación de la fuerza operacional de la compañía con miras a extender a nivel país la utilización de canes en las diferentes operaciones policiales, a ser empleado principalmente en la tarea preventiva. Para tal efecto se contrató servicios de asesoramiento en adiestramiento del grupo Power Dogs Internet Police Academy, quienes realizan cursos de especialización y actualización del personal y los canes en las diferentes especialidades.

Equipo Periodistico
Escrito por

Equipo de Periodistas del Diario El Independiente. Expertos en Historias urbanas. Yeruti Salcedo, Lorena Barreto, Luz González, Jacqueline Torres, Patricia Galeano, Magalí Fleitas, Victor Ortiz, David Chamorro, Mary López, Juan Martínez, Fabrizio Meza.

Copyright © 2020 El Independiente | Libre y Transparente
Desarrollado con mucha garra en

Seguinos
Suscribite al Independiente