spot_imgspot_img
sábado, enero 22, 2022
29.7 C
Asunción

Dos expresidentes y la política ausente (II)

“Multimillonarios para la Humanidad”, compuesto por 83 ultra ricos de distintos países, piden a sus gobiernos que les suban los impuestos para contribuir en la factura de nuevos programas gubernamentales destinados a reactivar la economía tras la pandemia de covid-19. “Están convencidos de que vivir disfrutando de grandes sumas de dinero y la seguridad que esto aporta sin contribuir a la sociedad «está mal».» Hoy, nosotros, los millonarios y multimillonarios, pedimos a nuestros gobiernos que nos aumenten los impuestos. Inmediatamente. Sustancialmente. Permanentemente», ratificaron en una carta abierta.

Con total naturalidad se plantean “un impuesto a las ganancias extraordinarias” como ocurre en cualquier tiempo de guerra y en esto coinciden muchos economistas del mundo para tratar la pandemia, mirando la salud y la economía como parte indivisible de un todo.
«No estamos conduciendo las ambulancias que llevan a los enfermos a los hospitales. Ni reabasteciendo los estantes de los supermercados ni haciendo delivery de comida de puerta a puerta”, “Pero sí tenemos dinero, mucho. Dinero que ahora se necesita desesperadamente», «Tenemos una enorme deuda con las personas que trabajan en la primera línea de esta batalla global. La mayoría de los trabajadores esenciales están muy mal pagados por la responsabilidad que tienen” continúa diciendo el documento.

Usted, amable lector, tiene todo el derecho a preguntarse si nuestros millonarios no leen los diarios.
Tuvieron una oportunidad formidable de encabezar la lista de los ricos de nuestro continente y pasar a la historia. Solo tenían que copiar. Pero para ello hay que pensar en la política como ciencia para la búsqueda del bien común y no como negocios de ocasión.

Si durante esa reunión echaban mano a la revista Forbes para comenzar, allí estaba la lista de los 20 millonarios de Argentina, conocidos y vinculados por el capitalismo de amigos, encabezados por Alejandro Bulgheroni, Marcos Galperín, Paolo Rocca, Alberto Roemmers, Eduardo Eurnekian Gregorio Pérez Companc, apareciendo Macri en el lugar 20.
Otro tanto hubiera pasado si Cartes, le acercaba un ejemplar de la revista Plus, con la lista de los 8 primeros poderosos de Paraguay, encabezados por Aldo Zucolillo, Antonio Vierci, Carlos Raúl Espínola, Oscar Vicente Scavone, Sarah Cartes, Blas Sapag, Tranquilo Favero y Luis Pettengil,
Tenían la oportunidad de ampliar la lista y seguir por los ricos de América Latina, producir un fenómeno similar al europeo, acariciar la gloria por el solo hecho de tener dinero y pasar de estadísticos números de sus respectivos países, a estadistas que miran el continente y el mundo.
Si hay algo que no regresa en esta vida, es la oportunidad perdida, sobre todo en la política. Tal vez es muy pretencioso pedirles con el modo COVID en sus narices, que ambos expresidentes piensen en clave política. La práctica de los “profesionales de la política”, demuestra una vez más, que la gente o los comunes si usted prefiere, solo somos una masa de maniobra para alcanzar posiciones de privilegio que les asegure aumentar los beneficios y que no podrán gastar en vida, ni siquiera sus propios descendientes.

Columnistas
Columnistas
Expertos en Historias urbanas.

Más del autor