EL CANDIDATO
domingo, abril 11, 2021
24 C
Asunción
Inicio Actualidad Política Diputados colorados no quieren hablar de la crisis

Diputados colorados no quieren hablar de la crisis

Categoría

Fecha

Al igual que el miércoles pasado, la Cámara de Diputados no contó con el quórum suficiente para desarrollar la sesión ordinaria. Se necesitaban 41 integrantes y solo asistieron 34 (26 en virtual y 8 de forma presencial).

Debido a esto, Pedro Alliana, presidente de la Cámara Baja, dio por terminada la sesión y llamó inmediatamente a una extraordinaria.
La situación causó indignación en redes sociales debido a que en un trabajo normal, el que no llega a tiempo o se ausenta, se expone como mínimo a una suspensión. Y, en el peor de los casos, a un despido.

Este trato “privilegiado” es lo que molestó a los usuarios de redes sociales que seguían la sesión.

Lejos de que el problema sea las reguladas de buses o la falta de saldo para las cargas de internet, Norma Camacho, diputada nacional por el PEN, explica que estas ausencias son premeditadas. Y obedecen a estrategias políticas.

La legisladora enseña que con esto se evitan debates que incomodan a los legisladores principalmente oficialistas. En la sesión extraordinaria sólo se pueden abordar los puntos del orden del día por reglamento.

En la sesión de ayer varios legisladores, líderes de bancadas hicieron uso de la palabra sobre temas ajenos a los puntos del orden del día. Pero en esta oportunidad solo fue una excepción lograda a través de votos. El acuerdo fue otorgar la palabra a un solo representante de cada bancada. Hecho que no es lo mismo que el debate libre que se puede desarrollar en las sesiones ordinarias.

El miércoles pasado sucedió algo similar porque los legisladores no quisieron tocar el tema del juicio político. Mientras que en la sesión de hoy fue para hablar de la crisis política que aqueja al Gobierno.

“No quieren hablar sobre las manifestaciones, la falta de medicamentos. Estamos en un momento muy delicado. No hay forma de defender con argumentos el fracaso de la gestión sanitaria”, expresó.

AMENAZAS
Kattya González, diputado nacional también por el PEN, utilizó el espacio concedido a su partido para denunciar un intento de violación por parte de un empresario extranjero de nombre Rauand Rauf Latif.

El empresario denunció a la legisladora a mediados del 2019 por supuesto tráfico de influencias. Esto debido a que a pesar de contar con la habilitación del Ministerio del Ambiente (Mades) no puede operar aún por cuestiones burocráticas.

La legisladora denunció que es perseguida todos los días. Y que incluso desde estos vehículos se muestran con armas de fuego con la intención de amedrentarla. González vive en el barrio Remanso de Villa Elisa, justamente en el lugar, se instaló la arenera que lleva el mismo nombre de la ciudad en el 2014.

“Este sujeto vive persiguiéndome. Tres diputados lo alientan. Les digo que si sus hijas o sus mujeres les pasan esto ¿va a estar bien? Me siguen y me graban en mi propio barrio. Actúa con temeridad porque tiene un padrinazgo político”, argumentó.

Cabe recordar que existen tres diputados colorados hombres electos por el departamento Central, Néstor Ferrer, hijo de Albino, exintendente cuestionado de San Lorenzo, Carlos Núñez Salinas y Erico Galeano, que a la vez es dirigente deportivo del club Deportivo Capiatá.

González cuestionó que la denuncia ya la realizó hace 22 días sin que tuviera respuestas de las autoridades. Lamentó que la respuesta es que a un legislador nunca se lo asesinó en el país. Y que por ende no debe preocuparse.

“No tenemos instituciones. Es un país fecundo para los marginales y lavadores de dinero. Que vienen a decir que son empresarios exitosos. No me van a hacer temblar”, señaló.

La legisladora expresó que la amenaza textual que recibió fue la siguiente; “Te voy a desnudar y voy a sentir placer al hacerlo”.
“Este sujeto amenaza con violarme y ninguna autoridad está haciendo nada”, lamentó.

Al término de la lista de oradores, la Cámara de Diputados aprobó por mayoría la expresión de solidaridad a Kattya González, ante la denuncia legal comunicada por la parlamentaria en el pleno. Instan con esto al Ministerio de la Mujer y a demás órganos pertinentes a intervenir.

PELEAS
Antes del inicio de la sesión; la diputada liberal Celeste Amarilla se tomó con Del Pilar Medina y Basilio “Bachi” Núñez. La liberal acusó a sus colegas colorados de atacar sin pruebas. A lo que Medina respondió que “la ñe’ëkuaa ha la soko ñeha’a ko oîmehapete ñaha’ata ojupe” (Hablar bien y una pelea a puños es algo que podemos hacer en cualquier momento).

Kattya González.

Norma Camacho.